Empresarios y alumnos de Ciudad Real, atrapados por la nube del volcán

J. Y. / Ciudad Real

Un grupo de quince responsables de diez empresas de la madera de la provincia de Ciudad Real, y otro de más de una treintena de alumnos de 2º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) del Colegio Nuestra Señora del Prado (Marianistas) de la capital seguían este lunes  atrapados en sendas capitales europeas por la interrupción de la actividad de la mayoría de aeropuertos de Europa a causa de la nube de cenizas emitida por las erupciones del volcán islandés Eyjafjalla.
En el caso de los empresarios, habían asistido el pasado fin de semana a la Feria del Mueble de Milán, ciudad de la que no pudieron salir por la supresión de su vuelo hacia Madrid. Según informó la CEOE, la salida estaba prevista el domingo desde el aeropuerto LInate, pero la expedición ciudarrealeña tuvo que  quedarse en Milán durante toda la noche en un hotel. Al parecer, el lunes estaban estudiando fletar un autobús hasta Madrid, al que se sumarían otros españoles en la misma situación que los empresarios ciudarrealeños.

Intercambio escolar
Respecto a los estudiantes, se trata de un grupo de 33 alumnos que han realizado un intercambio con jóvenes de otro centro de Secundaria de Dublín (Irlanda) y que tenía que haber regresado el pasado sábado.
El director del colegio, Gregorio Pérez, señaló a este diario que los chicos “están felices”, aunque sus padres y familiares se muestren preocupadas por la tardanza en la llegada de sus hijos, que -previsiblemente- podrían volar este martes.
Pérez comentó, asimismo, que los estudiantes ciudarrealeños de 2º de la ESO siguen alojados en las casas de acogida donde han vivido en la última semana en la capital irlandesa, desde donde la agencia que organizó el viaje está barajando varias alternativas para evacuarlos.
De todas maneras, la Autoridad de Aviación Irlandesa (IAA) anunció que abrirá parcialmente el espacio aéreo nacional a partir de las cuatro de este martes, aunque advirtió de que los aeropuertos del no recuperarán la normalidad hasta dentro de tres o cuatro días.