Fecircatur 2016 reivindica “la caza de toda la vida” con fotografías de Miguel Delibes

-La Feria de la Caza de Ciudad Real, del 9 al 11 de este mes, incluye esta vez más de cien actividades lúdicas y culturales -Carlos Marín: “El campo no es solo patrimonio de los ecologistas”

Belén Rodríguez
Ciudad Real

La “caza social de toda la vida”, esa del cazador y sus amigos del coto del pueblo que salen al campo el domingo con su perro a cobrar una pieza para consumirla luego en familia, estará más presente que nunca en la segunda edición de Fecircatur, la reeditada Feria de la Caza de Ciudad Real que como actividad estrella incluye la exposición ‘Cazando imágenes con Miguel Delibes’, una mítica serie de fotografías del fotógrafo Francisco Ontañón que siguió al escritor, famoso por su pasión cinegética, en partidas entre los años 1961 y 1963.

Propiedad de la Fundación Delibes, cuarenta de esas instantáneas que en los sesenta ilustraron ‘El libro de la caza menor’ se podrán ver en el pabellón ferial  los tres días de feria (del 9 al 11 de este septiembre), una selección que por primera vez se exhibe en una feria de caza y que es “todo un privilegio” para Carlos Marín, presidente de la Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir).

En esta segunda edición de Fecircatur los organizadores reclaman “la contribución de la caza a la cultura”,  y el amor por el campo y la naturaleza: “el campo no es sólo patrimonio de los ecologistas”, opina Marín.

Para Miguel Delibes, uno de los grandes de las letras españolas, que solía decir que “era un cazador que escribía”, la caza “era una inyección de vida”, y las fotografías que se han seleccionado para esta exposición son un reflejo de esa pasión y de cómo el escritor entendía lo que debía ser la caza (un hombre libre, con un perro, en un campo libre), señaló este jueves Javier Ortega,  gerente de la Fundación Delibes, natural de Valdepeñas aunque afincado en Valladolid, de ahí lo “especial en lo personal”, dijo, que ha sido organizar esta muestra en Ciudad Real.

Ortega también recomendó al  público que sienta curiosidad por ahondar en la personalidad del escritor y su afición a la naturaleza  la lectura de su libro ‘Mi vida al aire libre’, una obra en la que el escritor narra salidas al campo con su padre en los primeros años del siglo XX.

‘Cazando imágenes con Miguel Delibes’, para el público menos cinegético, es una más del centenar de actividades lúdicas de la Fecircatur de este año. En la programación 2016 destaca un taller de supervivencia, exhibiciones de adiestramiento canino, una exposición  de esqueletos reales de animales dirigido para la educación, divulgación y docencia; taxidermia y dioramas (replicas de alta calidad en resinas sintéticas de cetáceos y tortugas marinas.), la exhibición de una réplica de una gran tiburón blanco de más de cinco metros de longitud y las exposiciones ‘Evolución de la cuerna del venado ibérico’ y. Territorios de ‘lince’.

Este año hay cien expositores, entre un 5 y 10% más que en 2015, y no han podido ser más por las “reducidas dimensiones del pabellón”, ha explicado el presidente de Fecir que ha aprovechado la presentación para pedir a las autoridades que se tomen en serio lo de ampliarlo.

Participar en todas las actividades cuesta 3 euros al día y los niños no pagan.

Caza, paisaje y paisanaje

Concebida como una de las actividades centrales de la Feria de la Caza de Ciudad Real (Fecircatur), ‘Cazando imágenes con Miguel Delibes’ exhibe cuarenta fotografías seleccionadas por la Fundación Delibes que además de acercar al público a la afición del gran escritor por la caza, le acerca a un mundo ya desaparecido: la sociedad castellana de los primeros años sesenta. En la exposición se pueden ver fotos de ‘El libro de la caza menor’ de Miguel Delibes, pero también imágenes de aquellos paisajes y paisanajes de aquella sociedad no tan lejana, ¿o sí?