Habrá oncología radioterápica en toda Castilla-La Mancha con la donación de Amancio Ortega

Habrá dos nuevos aceleradores lineales en la provincia, además de otros dos mamógrafos digitales con tomosíntesis e imagen sintetizada, uno en la capital y otro en Alcázar de San Juan

Toledo, 19 abr (EFE).- La Fundación Amancio Ortega ha donado 14,9 millones de euros a Castilla-La Mancha para la compra de equipos oncológicos de últimas generación que permitirán que todas las capitales de provincia tengan aceleradores lineales para radioterapia, lo que solo tienen ahora Ciudad Real y Albacete.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado este miércoles en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia regional, el convenio de colaboración en el que se concreta esta aportación con el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnau.

García-Page ha destacado que este tipo de acuerdos le “alegran en las dos dimensiones” que ha dicho que tienen las personas, en primer lugar, “el alma” y, en segundo, “en el bolsillo”.

En concreto, a través de este convenio, Castilla-La Mancha comprará siete aceleradores lineales: dos en Toledo, otros dos en Albacete, también dos en Ciudad Real, uno en Cuenca y otro en Guadalajara.

Actualmente, hay dos aceleradores en Albacete y uno en Ciudad Real, que atienden en total a 2.000 pacientes nuevos cada año, según han detallado a Efe fuentes de la Consejería de Sanidad.

Con los 14,9 millones de euros, también se adquirirán siete mamógrafos digitales con tomosíntesis e imagen sintetizada que se instalarán en los centros hospitalarios de las cinco capitales de provincia, en Talavera de la Reina (Toledo) y en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Estos equipos tienen como fin la detección precoz del cáncer de mama, con una prevalencia elevada y unas posibilidades de curación relacionadas con la precocidad en su diagnóstico.

“Cada vez se curan más casos de cáncer, pero sin duda la detección precoz y prevención son esenciales”, ha aseverado García-Page, quien también ha considerado que la sanidad “no puede permitirse tener buenos profesionales con mal instrumental” porque “la salud es lo primero”.

En este sentido, ha afirmado que uno de “los grandes retos en España es conseguir al menos un punto más del Producto Interior Bruto (PIB) para la sanidad”.

El presidente autonómico también ha agradecido que la Fundación se haya “mojado con la salud de la gente” sin que “nadie” se lo haya exigido y ni “se les pase por la cabeza exigirlo después de los miles de puestos de trabajo que ha creado”.

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega ha asegurado que el acuerdo es para ellos “motivo de orgullo” porque “mejora la calidad de vida de los ciudadanos”.

Arnau también ha destacado que la negociación del convenio con la Junta de Comunidades se ha realizado en “un tiempo muy corto”, unos ocho meses, según ha detallado previamente el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien también ha participado en el acto.

Sanz ha destacado que “hoy es un día tremendamente importante para Castilla-La Mancha, para su sanidad y para sus ciudadanos” y ha celebrado que este dinero se sume a la inversión prevista por el Gobierno regional en el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria 2016-2021 dotado con 28 millones de euros.

La intención de la Fundación Amancio Ortega es donar 320 millones de euros para que hospitales públicos de toda España puedan comprar más de 290 equipos de última generación.

Cada año se diagnostican en España más de 200.000 nuevos casos de cáncer, de los que al menos un 60 por ciento precisan tratamiento por radioterapia en algún momento de su evolución, según los especialistas.