La campaña de recogida de aceituna supera el ecuador con una producción desigual

Imagen de una máquina de paraguas y varios vareadores en la comarca de Almodóvar / B. R.

Imagen de una máquina de paraguas y varios vareadores en la comarca de Almodóvar / B. R.

En general, la recolección se está viendo lastrada por la sequía, con un 35% menos sobre una cosecha media -45.000 toneladas-, aunque en cooperativas como 'El Progreso' de Villarrubia de los Ojos tendrá un crecimiento en su volumen de casi el doble que en la pasada campaña

La campaña de recogida de aceituna están cumpliendo las estimaciones provinciales a la baja en el ecuador de su desarrollo, aunque la producción será desigual dependiendo de las zonas olivareras.

En general, la recogida se está viendo lastrada por la sequía, con un 35% menos sobre una cosecha media -45.000 toneladas-, ha indicado el secretario general técnico de Asaja Ciudad Real, Arturo Serrano.

Las diferencias son bastante intensas entre las explotaciones provinciales, pues en el Campo de Montiel, una de las comarcas de más tradición aceitera, el recorte de producción alcanzará  más del 40%, mientras que en la zona de Puertollano y Almódovar del Campo la reducción oscilará entre el 20 y 25%. Por su parte, en Montes Norte “habrá una cosecha normal”.

Serrano ha reconocido que los precios “son estables”, con un promedio de 3,5 euros el kilo, y compensan al productor.

La calidad es otra de las características de la actual campaña, con un rendimiento graso equilibrado, a pesar del déficit hídrico, que tampoco se ha visto compensado con las últimas precipitaciones.

“Las lluvias han favorecido algo, pero la mejora será poca en porcentaje”, ha dicho Serrano, que ha comentado que servirán “para coger reservas como cultivo leñoso para el próximo”. Con todo, ha mostrado su preocupación por la falta de agua en el campo.

Precisamente, el tiempo invernal está retrasando la recogida de aceituna en la provincia, que se alargará al menos durante otros 20 ó 25 días.

Un 30% menos

La Cooperativa Virgen del Carmen de Almodóvar del Campo, con 700 socios en su almazara, registrará un retroceso en sus ingresos de aceituna del 30%, debido “a varios factores”, ha explicado Miguel Gasca, gerente de la entidad.

El estrés hídrico, el calor y la vecería son elementos que han influido en la merma de producción de una de las cooperativas más voluminosas de la provincia, que alcanzará unos 6,5 millones de kilos de aceituna.

Gasca ha sostenido que la calidad “es muy buena”, a pesar de la presencia de mosca (poca) y de las heladas, y el fruto tiene una “acidez baja” y un rendimiento medio de un 21%.

La mayoría de la aceituna recogida es transformada en aceite virgen extra etiquetado con su marca ‘Dehesa de Almodóvar’, en sus variedades cornicabra y arbequina, así como este año sacarán su primer aceite ecológico.

Crecimiento

Por el contrario, la cooperativa ‘El Progreso’ representa a una de las zonas donde subirá el volumen de aceituna, con un balance muy positivo y un crecimiento de su producción que casi doblará las cifras de la campaña precedente.

En concreto, al haber rebasado la mitad de la recolección (se alagará hasta los primeros días de febrero), la almazara de la cooperativa ya ha contabilizado cuatro millones de kilos de aceituna, a falta del ingreso de “otros tres”, según las estimaciones realizadas por Cesáreo Cabrera, presidente de la entidad.

Estas cifras suponen haber alcanzado los cuatro millones registrados en la campaña 2016-2017,  y “si no hubiera habido sequía, según Cabrera, habríamos alcanzado entre nueve y diez millones de kilos”.

Sobre los precios, ha sostenido que “están bien” pero “tendrán que subir algo más”, dado que la demanda creciente a nivel mundial asumirá “sin problemas” las subidas de producción a nivel internacional en países como Túnez, Argelia, Marruecos o Italia.

“Aumenta más el consumo que la producción”, ha reflexionado Cabrera, que ha recordado que las previsiones de superficie mundial de olivares prevista para 2030 crecerá en un 3%.