La comunidad educativa de Manzanares exige el nuevo Colegio Divina Pastora

N. V.
Manzanares

La comunidad educativa manzanareña, ampas, padres, madres,  profesores, niños, una importante representación del tejido asociativo, y todos los grupos políticos de la Corporación reclamaron ayer la construcción del nuevo Colegio de Educación Primaria e Infantil Divina Pastora durante la concentración convocada a las cinco de la tarde en la plaza del barrio ferroviario. Más de trescientas personas mostraron su “malestar” al ver que de momento los niños seguirán asistiendo a las clases en un edificio “obsoleto” de más de 50 años, en el que “apenas se aprecia la calefacción porque las puertas no encajan, las paredes están rodeadas de tuberías, los baños ennegrecidos y algunas de las aulas son pequeñísimas”.

Tras las declaraciones realizadas esta semana por la consejera de Educación, Reyes Estévez, que afirmó que la ejecución del colegio comenzará el próximo año, la presidenta del ampa del Colegio Divina Pastora, Eva Gentil, reclamó “un documento que frente a las promesas, recoja el compromiso de la construcción”. Genil manifestó su “indignación” al ver que el inicio de las obras ha quedado paralizado hasta la aprobación de los Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2016 por la “falta de fondos, a pesar de que en un principio tenían un millón de euros adjudicado; al mismo tiempo que valoró de forma positiva la “unidad” mantenida por todos los grupos municipales a la hora de defender el centro.

Presente en la convocatoria, el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, destacó que “urge la construcción del colegio, y así va a ser”. Nieva expresó que “el Partido Socialista ha sido partícipe de la necesidad de un colegio en este barrio, comprendemos el malestar de la comunidad educativa y creemos en la unidad a la hora de afrontar la solución de los problemas”.