La Junta se compromete a seguir impulsando la autovía Ciudad Real-Toledo

“Queremos que se visibilice nuestra reivindicación sin que tengan que ocurrir más desgracias”, dice uno de los portavoces de la plataforma pro autovía, que celebra que se haya abierto una vía de diálogo. El colectivo se muestra "expectante" tras la reunión de este lunes

Belén Rodríguez
Ciudad Real

“Seguimos expectantes”, así resume Enrique Estrada, uno de los portavoces de la plataforma ciudadana por la Autovía Ciudad Real-Toledo Ya, su encuentro de este lunes con la consejera de Fomento del Gobierno regional, Elena de la Cruz, y el director general de Carreteras David Merino, el primero desde que se constituyeron como colectivo para visibilizar una reivindicación que en poblaciones como Fernán Caballero, Malagón y Fuente el Fresno ha empezado a ser un clamor. “Queremos que se visibilice nuestra reivindicación sin que tengan que ocurrir más desgracias”, explica.

“Nos han dicho que el proyecto sigue adelante, aunque va muy lento, puesto que una parte, Ciudad Real-Urda-Consuegra, depende del Gobierno central y otra del autonómico, y hasta que los primeros no hagan su parte no actuaría la Junta para enlazar el resto del proyecto co la autovía de los Viñedos”, dice Estrada, que celebra que tras la reunión de ayer la consejera se haya comprometido a verse con ellos o informarles de cualquier novedad.

También confían en que el Gobierno central materialice este año la variante poblacional de  la N-401 en Fuente el Fresno, en cuyo trazado se podrían introducir algunas medidas para mejorar la seguridad de las tres poblaciones en las que más accidentes se producen, no obstante no se reunirán con ningún representante del Gobierno “hasta que finalice este periodo de incertidumbre e interinidad”, dice Estrada.

La plataforma, que se ha creado a raíz de la última muerte en la N-401 (un joven de Fernán Caballero el 25 de septiembre), sabe que una nueva autovía no se construye de la noche a la mañana, pero hará cuantas acciones sean necesarias, “siempre como ciudadanos independientes”, para conseguir que exista coordinación entre las administraciones que se tengan que poner de acuerdo, “y no se deje este proyecto”.

Tras la vía de diálogo abierta con Fomento este lunes, lo siguiente es lograr que se avance en la travesía de Fuente el Fresno, dependiente del Ministerio de Fomento, y que en ella haya medidas para mejorar la seguridad hasta que se pueda construir la autovía.

A esta plataforma, además de cientos de ciudadanos de las poblaciones por los que pasa la N-401, la carretera de Toledo, se han sumado también los alcaldes, “pero a título personal, no queremos que se politice esto. Lo único que nos mueve es la seguridad, calculamos que cada año mueren dos personas en  esta carretera, sin contar los heridos, y hay que pararlo”.