La mujer rescatada niega que hubiera violencia de género

Noemí Velasco Manzanares
La Guardia Civil y los bomberos durante el rescate en la calle Blas Tello de Manzanares / Lanza

La Guardia Civil y los bomberos durante el rescate en la calle Blas Tello de Manzanares / Lanza

La mujer rescatada este jueves en Manzanares ha negado que su pareja la amenazara con dos cuchillos de gran envergadura. En declaraciones en el juzgado, ha admitido la fuerte discursión y que se asustó, razón por la que llamó a la Guardia Civil. El hombre todavía está en paradero desconocido y la Guardia Civil mantiene abierta la investigación

La mujer rescatada por un presunto caso de violencia de género en Manzanares ha negado este viernes que el presunto agresor la amenazara con herirla. En su declaración en los juzgados ha reconocido que tuvo una fuerte “discusión” con el propietario de la vivienda de la calle Blas Tello, pero que no hubo violencia de género.

Según ha podido conocer lanzadigital, la mujer también ha confesado que los dos cuchillos de gran envergadura que encontró la policía tirados en una alcantarilla cercana al número 22 de la calle Blas Tello “en ningún momento se esgrimieron contra ella”.

Fuentes cercanas han explicado que la mujer llamó a la Guardia Civil porque el hombre, que huyó durante la intervención policíal y que desde entonces está en paradero desconocido, “perdió los papeles” y arremetió contra el mobiliario de la vivienda.

La llegada los agentes de seguridad tensaron más la situación, donde, según ha declarado la víctima, “el hombre amenazó con autolesionarse”. La mujer no presentó heridas, ni lesiones, y fuentes cercanas han señalado que está “tranquila”.

El suceso supuso una gran movilización de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el jueves por la mañana. Los bomberos tuvieron que rescatar a esta mujer por la ventana de la vivienda, donde estaba encerrada presuntamente tras haber recibido amenazas de su pareja o expareja. La mujer estaba asustada y pedía auxilio. Ahora bien, a este respecto, la víctima no ha entrado en detalles durante su declaración.

La investigación todavía sigue abierta

Por su parte, fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla-la Mancha han confirmado que la investigación del caso por parte de la Guardia Civil sigue abierta para esclarecer los hechos y localizar al hombre implicado, que podría ser un marroquí asentado durante varios años en España.

Fuentes cercanas a la mujer han indicado que en principio no habría mantenido contacto telefónico con su pareja desde este jueves.