‘Titirilandia’ abre el “agosto cultural en familia” en la Casa de la Encomienda

Paulino Sánchez La Solana
Público durante la representación de la obra 'Titirilandia' en La Solana

Público durante la representación de la obra 'Titirilandia' en La Solana

Niños y padres llenaron uno de los patios de la Casa de la Encomienda de La Solana para asistir a la obra 'Titirilancia' dentro de la programación dirigida al público familiar en el mes de agosto

Con la obra ‘Titirilandia’ se abrió la programación del denominado ‘Agosto cultural en familia’, que con diversas actividades ha organizado el Área de Cultura del Ayuntamiento de La Solana y que tuvo como marco uno de los patios de la Casa de la Encomienda. Hubo lleno absoluto en el recinto, con niños y padres acompañantes.

Los componentes de la compañía que dan vida a historias y títeres declararon que los títeres son los protagonistas  de las historias que cuentan. Señalaron que lo hacen a través de un personaje que viene a contar cuentos y no encuentra que haya títeres, pero se va dando cuenta que poco a poco le van apareciendo algunos que van contando historias, para terminar con un  divertimento de la tierra de jauja.

Don Quijote hizo su aparición en ‘Titirilandia’

La compañía explicó que trabajar para el público familiar implica hacerlo no sólo para el niño, sino para el adulto, por lo que tienen que preparar historias que le gusten a los primeros pero, al mismo tiempo, lleguen a los padres  para que durante la representación no se dediquen a mirar el teléfono o estar pendientes de otras cosas. Ellos, añadieron, son partidarios de lograr que desde el primer momento el adulto también se enganche a las historias.

Para lograr ese ambiente de atención, señalaron, hay que crear la magia, pero normalmente ya la suelen traer los niños desde casa, más que los alumnos que la pierden enseguida.

Sobre el número total de personajes que aparecen en la representación eran unos doce, entre títeres de sombra, de guante, de mesa y en el retablo, con diferentes técnicas,  entre los que se encuentra Don Quijote,  que no podía faltar en una localidad del Campo de Montiel.