La trashumancia va camino de convertirse en patrimonio cultural inmaterial

ovejas camino

ovejas camino

La Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas ha hecho público el anuncio por el que se inicia el expediente para declarar la trashumancia, íntimamente ligada a Castilla-La Mancha, 'Patrimonio Cultural Inmaterial'.

Aníbal B. C.
Ciudad Real

La Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas ha hecho público el anuncio por el que se inicia el expediente para declarar la trashumancia, íntimamente ligada a Castilla-La Mancha, 'Patrimonio Cultural Inmaterial'.
Según la información recogida del Boletín Oficial del Estado, con esta iniciativa se pretende “salvaguardar” el patrimonio cultural inmaterial que supone esta actividad. La trashumancia en España, se recuerda en esta resolución, constituye en la actualidad un patrimonio vivo, pese a la gran reducción de la cabaña ganadera trashumante y de los cambios en esta actividad.
En diversos espacios de la geografía española esta manifestación se sigue desarrollando de manera tradicional, con el desplazamiento a pie del ganado.

Por tierras manchegas
La resolución recuerda las numerosas vías pecuarias que atraviesan el territorio regional y cómo algunas zonas de Castilla-La Mancha, como la zona de Albarracín-Cuenca-Molina o el territorio que abarca la zonas de Alcaraz-Carzola y Segura cumplen con un papel fundamental al encontrarse en ellas los conocidos 'agostaderos' donde se encontraban los pastos que el ganado podía comer durante los meses estivales.
Castilla-La Mancha también cuenta con otros importantes espacios donde el ganado permanece durante los meses de invierno, en los conocidos 'invernaderos', como históricamente han sido el Valle de Alcudia, Sierra Morena Oriental o los Campos de Calatrava y Montiel.

Tradiciones
La trashumancia, además de haber contribuido a conformar la identidad cultural de muchos territorios de España, ha originado un rico patrimonio cultural y etnográfico, reflejado en fiestas y tradiciones, en la toponimia, en la gastronomía y en toda la arquitectura relacionada con esta actividad.
También las manifestaciones de la tradición oral, la artesanía y las técnicas de pastoreo tradicional, así como la ordenación de los pastos en el marco del derecho consuetudinario son elementos de la cultura trashumante que esta actividad ayudó a transmitir a su paso por los diferentes y distantes territorios peninsulares.
De esta manera, se asegura, la trashumancia ha sido tradicionalmente un mecanismo de intercambios culturales entre los diferentes territorios de la Península.
A través de la amplia red de vías pecuarias, se produjo la trasmisión de noticias y conocimientos, resultando que a lo largo de los diferentes territorios se genera una cierta homogeneidad cultural derivada de las interrelaciones sociales y culturales que este pastoreo producía.
Por otro lado, a pesar del estado de deterioro generalizado de la red viaria, este espacio histórico de desarrollo de la práctica del pastoreo incorpora un conjunto de valores de alto interés patrimonial. Además de por su importancia histórico-cultural, la trashumancia tiene una serie de características ambientales destacables, al cumplir las vías pecuarias la función de corredores ecológicos.

A Alcudia
Coincidiendo con el inicio de esta declaración, un rebaño trashumante procedente de la serranía de Cuenca cruzará Puertollano en dirección al Valle de Alcudia el próximo martes 24 de noviembre. Como en años anteriores, miembros de Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia acompañarán a este rebaño en su travesía por la ciudad hasta su finca de invernada en las cercanías de Mestanza.