Las emergencias en la industria de Puertollano se podrán seguir a través de una app

El simulacro que se ha llevado a cabo este miércoles en Fertiberia hacía que toda la plantilla se movilizara acorde a sus pautas de seguridad. Se trata de realizar un supuesto que, bien podría ser real en un futuro, y tratar de realizar un análisis posterior de lo que ha supuesto este simulacro y si existe alguna fase que se pueda mejorar.
   El consejero de administraciones públicas, Juan Alfonso Ruiz, asistía al desarrollo de uno de los actos más importantes que conforma el PEEP anualmente.
   Ruiz señalaba la importancia de este tipo de simulacros para coordinar a todos los equipos que en situaciones de este tipo tienen que intervenir y “tener la maquinaria engrasada, para que Dios no lo quiera, cuando se pudiera producir un suceso de estas características todo el mundo sepa qué es lo que tiene que hacer”.
   Así participaban unos 150 efectivos en este tipo de “ejercicio” para estar preparados para una emergencia química en la ciudad de Puertollano, en esta ocasión se trataba de una nube química por una fuga de amoniaco en Fertiberia.

Negociar otro convenio

La JCCM ya está comenzando a negociar el cuarto convenio del PEEP, al finalizar en diciembre el que está en vigor, con la intención de seguir manteniendo el tanto por ciento de participación de cada uno de los componentes -ya sean empresas, gobierno regional y ayuntamiento.
   La alcaldesa valoraba positivamente este tipo de simulacros de emergencia porque reconoce que “aprendimos muy bien a base de malas noticias, para las que tenemos que estar preparados, y ojalá siempre hablemos de simulacros, pero tenemos que estar preparados y ojalá que siempre hablemos de simulacros, pero lo importante es la prevención y los agentes que se implican”. Mayte Fernández adelantaba el hecho de que por primera vez se haya puesto en marcha un dron para este tipo de emergencia y adelantaba que se esté poniendo en marcha una aplicación para el PEEP como una de las herramientas más modernas y que los ciudadanos puedan recibir directamente la información en sus móviles; se trata así de aplicar las tecnologías más modernas a la realidad de la seguridad de Puertollano, lo que a juicio de Mayte Fernández, será un antes y un después muy importante. “Estar preparados aunque, ojalá nunca haya que poner en marcha estos simulacros en la realidad”.

Colegio San Juan Bosco

Los alumnos del colegio San Juan Bosco participaban también en el simulacro.
Esta era la primera vez que este centro hacía un simulacro de confinamiento, dado que previamente ya se habían realizado otros de evacuación.
El director del centro, Ernesto Rodríguez-Arias, explicaba que fueron avisados desde Protección Civil para hacer saltar todas las alarmas en el centro, dado que las sirenas de aviso a la población no se pueden escuchar dentro del centro educativo -tal y como ya habían transmitido con antelación-.
Una vez que se activa este plan de emergencia comienza todo un proceso para iniciar el confinamiento a través de las propias alarmas del centro, bajando las persianas, cerrando todas las ventanas y puertas y esperando, así, a que finalice este confinamiento. 
Aunque reconoce que al alumnado se le ha hecho largo, han tratado de tender a la normalización, y hacer así más corta la espera del fin de confinamiento, una vez que otra alarma ha dado esta señal para los más de 1.100 alumnos de este centro educativo próximo al complejo.