Los embalses de la provincia de Ciudad Real se sitúan por debajo del 30% de su capacidad

Julia Yébenes Ciudad Real
Imagen del Pantano de Gasset / Clara Manzano

Imagen del Pantano de Gasset / Clara Manzano

Acumulan un total de 147 hectómetros cúbicos, tras perder tres en la última semana. La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) declaró en situación de emergencia a los pantanos de Torre de Abraham, Gasset y Vicario

La reserva hídrica de los embalses de la provincia de Ciudad Real sigue a la baja y se encuentra por debajo del 30% de su máxima capacidad, 507 hectómetros cúbicos.

El volumen de agua que acumulan los pantanos, el 28,99% de su volumen total, se vio reducido en la última semana en tres hectómetros cúbicos, a pesar de las lluvias registradas los pasados domingo y el lunes.

Según los datos de la web embalses.net recogidos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el conjunto de los pantanos acumulan un total de 147 hectómetros cúbicos, de los que 80 los almacenan los embalses de la cuenca del Guadiana y 67 los de la cuenca del Guadalquivir.

De esta última cuenca, el embalse de Montoro acumula 62 hectómetros cúbicos, tras no perder masa de retención en la última semana, y se encuentra al 59,05% de su capacidad, mientras que La Fresneda alberga 5 hm3 y se sitúa al 38,46% sobre los 13 hm3 de su volumen máximo.

Respecto a los siete pantanos más importantes de la cuenca del Guadiana en la provincia, continúan con pérdidas generalizadas en sus reservas, a pesar de las precipitaciones de las últimas horas, puntualmente intensas en algunas comarcas ciudarrealeñas.

El pantano de El Vicario se encuentra con 5 hm3 de agua embalsada tras perder uno (un 3,13% menos) y se encuentra al 15,63% de su volumen total (32 hm3), siendo uno de los más afectados por la sequía y la falta de lluvias.

El embalse de Torre de Abraham acumula 60,6 hectómetros cúbicos y se encuentra al 33% del máximo volumen que puede almacenar, mientras que el pantano de Gasset es otro de los que registra una de las situaciones más precarias de su cota, al retener 8,25 hm3, unos valores mínimos que representan el 19,05% de su capacidad (42 hm3).

El pantano de La Cabezuela tiene unas reservas de 14,01 hm3 y está al 32,56% de su máxima retención (43 hm3), aunque no ha perdido agua en los últimos siete días, según las mediciones semanales.

Por su parte, el pantano de Vega del Jabalón, que alcanza el 26,47% de su capacidad (34 hm3), acumula 9 hectómetros cúbicos de agua embalsada, muy por debajo de los 21 hm3 de media de los últimos diez años.

El embalse de Peñarroya, con una capacidad de 48 hm3, está muy lejos de alcanzar el 50% de agua, pues registra 18 hm3 y está al 38,50%, así como el de Puerto de Vallehermoso mantiene una mejor situación, al registrar el 42,82% de su volumen y tres hectómetros cúbicos sobre los siete totales.

Por último, el pantano de Torre de Abraham, el mayor de toda la provincia, con 183 hm3 de cabida, ha perdido 1 hm3 en los últimos días, y su situación es lamentable, al registrar 12,57% del volumen total, con 23 hm3.

Situación de emergencia

Precisamente, los niveles tan precarios de agua, por el excesivo calor y la falta de lluvias, ha provocado que la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) haya declarado en situación de emergencia no sólo al Torre de Abraham, sino también a los de Gasset y Vicario, ubicados en el entorno de la capital.

La CHG también decretó el 1 de agoto situación de alerta en la Vega del Jabalón y Peñarroya, y de prealerta en los pantanos de Vallehermoso y La Cabezuela.