Las obras del polígono del Sector 5 comenzarán en 2018 en Manzanares

N. V. / Lanza Manzanares
Panorámica del Polígono Industrial de Manzanares / Lanza

Panorámica del Polígono Industrial de Manzanares / Lanza

El Equipo de Gobierno incluirá en los presupuestos municipales de 2018 una partida para la urbanización del Sector 5 en el polígono industrial de Manzanares

El Ayuntamiento de Manzanares ha informado de que las obras del polígono industrial del Sector 5, con más de medio millón de metros cuadrados, comenzarán el próximo año. El alcalde, Julián Nieva, ha señalado que la ciudad está “en condiciones de atender con carácter inmediato a las personas interesadas en instalarse” para realizar inversiones.

Situado junto a la salida de Manzanares por la N-310, el nuevo polígono del Sector 5 del Plan de Ordenamiento Municipal (POM) dispondrá de 509.000 metros cuadrados brutos, de los que casi 300.000 son netos para la instalación de empresas.

El programa de urbanización está en fase final y el Ayuntamiento estima que, una vez aprobado en pleno el “plan parcial”, las obras de urbanización podrían comenzar “en el primer trimestre de 2018”.

De esa forma, el Equipo de Gobierno incluirá en su propuesta de presupuesto municipal para 2018 diferentes partidas para la urbanización de este polígono. El Ayuntamiento ya solicitó al Ministerio de Fomento la cesión de un tramo de 1.860 metros lineales de la carretera N-310, que quedará en el interior del nuevo polígono.

Según señala el Ayuntamiento, el Polígono Industrial de Manzanares “es uno de los enclaves privilegiados de Castilla-La Mancha para la inversión empresarial”, por ubicación, infraestructuras y apoyo administrativo. Además, el Ayuntamiento dispone de “importantes bonificaciones” a la inversión.

Avances con el proyecto ‘Manzanares Ampliación’

Asimismo, el Equipo de Gobierno ha conseguido avances con la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (Sepes) de cara al desarrollo del proyecto ‘Manzanares Ampliación’.

El Ayuntamiento ha informado de que la sociedad estatal ya ha solicitado a Unión Fenosa “la provisión de suministro energético” necesaria para una primera fase que llegaría a 300.000 metros cuadrados, de los que unos 220.000 son netos para suelo industrial.

Hace varios meses, el alcalde, Julián Nieva, consiguió desbloquear las negociaciones con Sepes para impulsar este proyecto de suelo industrial que comenzó hace más de una década y que contempló en principio una actuación de 1.290.000 metros cuadrados.

En otro orden, el municipio acogerá en los próximos meses la instalación de nueve plantas fotovoltaicas, que generarán 340 megavatios de energía en 900 hectáreas de terreno y que podrían crear 50 nuevos puestos de trabajo.