ACM echa de menos “participación” y UPyD duda

Noemí Velasco Manzanares
Juan Luis Parejo, al lado de Antonia Real, concejala por la ACM de Manzanares / Archivo

Juan Luis Parejo, al lado de Antonia Real, concejala por la ACM de Manzanares / Archivo

Los grupos municipales de ACM y UPyD han optado por la abstención durante el debate de presupuestos celebrado en el Ayuntamiento de Manzanares, a pesar de compartir algunos puntos del proyecto presentado por PSOE e IU

ACM de Manzanares ha rechazado este martes el presupuesto municipal del Ayuntamiento de Manzanares para 2018 por la falta de interés por parte del Equipo de Gobierno para elaborarlo de manera participativa. Antonia Real también ha opinado que el Equipo de Gobierno no ha hecho esfuerzos para lograr unanimidad entre los grupos, porque tenía la aprobación asegurada, y por eso no ha iniciado un proceso de diálogo con el resto.

La portavoz ha expresado que “los presupuestos son una herramienta de democracia directa para gestionar los recursos municipales” y que deben de estimular la participación ciudadana, porque consiguen “más eficiencia, transparencia, respeto y solidaridad”.

Además, la Asamblea Ciudadana de Manzanares ha rechazado la subida salarial de los miembros del Equipo de Gobierno, de forma paralela al 2 por ciento de los funcionarios, y ha considerado muy ambicioso prever 1 millón de euros de ingresos por las licencias de la puesta en marcha de las plantas fotovoltaicas antes de que sea “seguro”.

Asimismo, Real ha echado de menos más dinero para formación al empleo y para la puesta en marcha de la Mesa por el Empleo, “que está paralizada y no tiene dotación”, aparte de más para igualdad, cultura, cooperación al desarrollo y alternativas de ocio para los jóvenes. También ha debatido el anuncio de la ampliación de la residencia Los Jardines, después del largo proceso que ha habido para construir el Colegio Divina Pastora.

UPyD niega el apoyo por la financiación de los grupos políticos para locales

Las dudas sobre la financiación de los grupos políticos por la ausencia de locales en el Ayuntamiento ha sido la principal causa por la que el Grupo Municipal de UPyD ha optado también por la abstención.

El portavoz, Jerónimo Romero-Nieva, que ha tenido unas palabras de condena del triple crimen de Teruel, el de Zaragoza y de las agresiones sexuales de la “manada gallega”, no ha considerado suficiente la bajada del IBI en un 8 por ciento, frente al 3 por ciento que exigió el año pasado, para apoyar el presupuesto, pese a que la comparte “absolutamente” esta disminución de carga impositiva, y que ha admitido que estaban “bien planteados”.