El instituto Azuer consigue uno de los premios nacionales para “jóvenes investigadores”

Noemí Velasco Manzanares
Jóvenes investigadores seleccionados en el certamen del Ministerio de Educación / Lanza

Jóvenes investigadores seleccionados en el certamen del Ministerio de Educación / Lanza

El instituto Azuer de Manzanares consiguió el tercer puesto en la modalidad de Ciencias de la Vida y obtuvo una estancia en un centro de investigación del CSIC para el profesor José Luis Olmo Rísquez y varios alumnos

El Instituto de Educación Secundaria Azuer de Manzanares ha conseguido uno de los premios nacionales del XXX Certamen Jóvenes Investigadores, organizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El certamen tuvo lugar la semana pasada, entre los días 8 y 12 de enero, en el Centro Eurolatinoamericano de Juventud de Mollina (Málaga) y participaron proyectos de 15 comunidades autónomas.

El proyecto sobre el ciclo del agua y la vida en las cuevas marcianas, a partir del estudio de la biodiversidad críptica en río Tinto, realizado por los alumnos de primero de Bachillerato Azucena Muñoz Rodríguez y Antonio Camacho Félix, y coordinado por el profesor de Biología y Geología José Luis del Olmo Rísquez, consiguió doble galardón.

Integrado en un proyecto mucho más amplio sobre la biodiversidad críptica, el profesor explica a Lanzadigital.com que el objetivo es investigar la posibilidad de vivir en Marte, a través de la construcción de una atmósfera cerrada y de unas infraestructuras en el interior de la tierra.

Con una maqueta como apoyo que incluye hasta una estructura relacionada con el ciclo del agua, los alumnos investigaron los lugares en los que puede haber vida, “de ahí el estudio de río Tinto”, y las cuevas como lugares para albergar las primeras colonias humanas. Del Olmo Rísquez explica que “las cuevas servirían de refugio ante los rayos ultravioleta y las temperaturas gélidas” del planeta rojo.

Los alumnos consiguen una estancia en un laboratorio del CSIC

El profesor José Luis del Olmo Rísquez con los alumnos Azucena Muñoz Rodríguez y Antonio Camacho Félix / Lanza

El profesor José Luis del Olmo Rísquez con los alumnos Azucena Muñoz Rodríguez y Antonio Camacho Félix / Lanza

Seleccionados entre 179 proyectos elaborados por 255 estudiantes, los investigadores manzanareños tuvieron que responder a un triple reto: explorar su entorno para identificar algún interrogante cuya explicación desconozcan, documentarse sobre el tema, y proponer y demostrar empíricamente una solución para su problema.

Así pues, los estudiantes tuvieron que realizar una exposición de veinte minutos sobre su proyecto ante el jurado y luego responder a las preguntas, algunas en inglés y otras tan difíciles como ¿qué presupuesto sería necesario para hacer una misión de esta naturaleza en Marte? El nivel de la competencia era altísimo, pues el certamen es el más importante de España en su género.

Entre los cuarenta que pasaron a la fase final, el proyecto del instituto Azuer logró un tercer premio, dotado de 1.000 euros, que recibirán de forma íntegra los alumnos, y quizás, el regalo más valioso, una estancia en un centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para el próximo verano.

El profesor explica que “es probable que la estancia sea en el Centro de Astrobiología”, localizado en Torrejón de Ardoz y que tiene experimentos relacionados con la detección de moléculas orgánicas en Marte, en coordinación con la NASA. Los chavales tendrán la oportunidad de “trabajar con científicos de verdad en un laboratorio de verdad durante una o dos semanas con todos los gastos pagados”.

En definitiva, el objetivo de este certamen impulsado por el CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid, entre otras instituciones, es promover las vocaciones científicas y la actitud crítica entre alumnos de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional de 15 a 20 años, a través de la “curiosidad, imaginación y trabajo en equipo”.

Presentan al Finde Científico un proyecto sobre la energía eólico-solar

El próximo reto para el instituto Azuer es volver a participar en el Finde Científico, que tendrá lugar los días 11, 12 y 13 de mayo en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt) de Alcobendas. El centro educativo ha concurrido a la convocatoria con un proyecto relacionado con el prototipo de “torre eólico-solar” que hubo en los años 80 en Manzanares, relacionado con la producción de energía limpia.

Además, el instituto manzanareño acogerá del 5 al 9 de febrero la semana temática dedicada al futuro y la tecnología, que implica a todos los departamentos y que incluirá conferencias de profesionales de prestigio, entre ellos, el científico Julián Gómez-Cambronero.