El invierno trae frío, lluvias, y también gripe

Noemí Velasco Manzanares
Primeros datos sobre la gripe en la presentación de la aplicación móvil para citas en atención primaria

Primeros datos sobre la gripe en la presentación de la aplicación móvil para citas en atención primaria

El director provincial de Sanidad en Ciudad Real, Francisco José García, junto al alcalde Julián Nieva y el gerente sanitario Pablo Aguado, en el Centro de Salud I de Manzanares / N. V.

El director provincial de Sanidad, Francisco José García, confirma picos de gripe superiores a los 100 casos por 100.000 habitantes en la provincia de Ciudad Real desde la última semana de diciembre

El invierno ha desembarcado con fuerza en estos primeros días de enero con frío, lluvias y gripe. El director provincial de Sanidad en Ciudad Real, Francisco José García, ha señalado este martes en el Centro de Salud I de Manzanares que el boletín epidemiológico de Castilla-La Mancha de la última semana de 2017 confirmaba un pico de gripe superior los 100 casos por cada 100.000 habitantes.

Acompañado del alcalde de Manzanares, Julián Nieva, y del gerente del área integrada, Pablo Aguado, el responsable provincial de Sanidad ha confesado a la prensa que la aparición de la gripe ha sido muy brusca este año en la provincia de Ciudad Real, al pasar de prácticamente ningún caso a principios de diciembre a picos superiores a los 50 casos por 100.000 habitantes de una semana a otra.

Dado que el periodo habitual de más frío en la provincia de Ciudad Real es del 15 de enero al 15 de febrero, Francisco José García ha señalado, durante la presentación de la campaña para la promoción de la aplicación online del Sescam para concertar citas en atención primaria, que lo lógico es que la gripe “siga creciendo”. De momento, ha tenido sobre todo incidencia entre los niños, aunque los enfermos crónicos y los mayores de 65 años también son colectivos de riesgo.

Asimismo, el director provincial ha destacado que los servicios sanitarios “están respondiendo a la mayor afluencia de pacientes”, pero ha hecho un llamamiento a la población para que haga un buen servicio de los mismos. García ha señalado que la gripe “necesita un tratamiento domiciliario y sintomático con antitérmicos, hidratación y reposo en cama”, y su puerta de entrada al sistema sanitario es la atención primaria, a través del médico de familia y el personal de enfermería.

Según el caso, el médico será el encargado de derivar al paciente a urgencias”, donde acuden enfermos con otras afecciones respiratorias. “No saturemos las urgencias de los hospitales, ni de los centros de salud”, ha advertido el responsable del Sescam. Además, Francisco José García ha aprovechado para pedir a la población que no se automedique y que evite los antibióticos a no ser que sea el médico quien los prescriba.

El Sescam promociona las citas online

En otro orden, el director provincial de Sanidad ha destacado la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por mejorar la “accesibilidad” en la atención sanitaria y mejorar la calidad del servicio con la aplicación telemática para citas de atención primaria, para médicos de familia, enfermería o pediatría.

El sistema sanitario registró 20.800.000 citas en los primeros once meses de 2017, pero sólo 1.500.000 fueron por vía online, tan sólo un 8,5 por ciento, por lo que la Junta considera que hay “margen de mejora”. En el caso de Manzanares, la cita online, que utiliza una herramienta fácil, sencilla y gratuita, sólo llegó el año pasado al 6,2 por ciento.

Además de simplificar los trámites burocráticos, García ha destacado que la cita online “evita los posibles colapsos en centralita a horas punta”, como sucede a las 8 de la mañana, y también evita desplazamientos.

En la misma línea, el alcalde de Manzanares ha insistido en que esta aplicación, de la que dará información personal especializado en los centros de salud en las próximas semanas, permite “optimizar la sanidad pública” y “hacerla sostenible”.

Julián Nieva ha subrayado “los esfuerzos del Gobierno regional por mejorar la calidad de la sanidad pública con renovaciones, infraestructuras y mejoras en las instalaciones”, además de por adaptarse a los nuevos sistemas de comunicación y consumo.