Pedro Rincón Calero pregonará las fiestas de San Antón en Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Francisco Contreras González, que fue pregonero en 2017, presentará a Pedro Rincón Calero / N. V. (archivo)

Francisco Contreras González, que fue pregonero en 2017, presentará a Pedro Rincón Calero / N. V. (archivo)

Cientos de vecinos desafían al frío cada año entre el 13 y el 17 de enero durante las fiestas de San Antón en Manzanares. La lumbre en la plaza de la ermita, la bendición de mascotas y comer los "cochinillos del santo" en estas fechas son imprescindibles

El manzanareño Pedro Rincón Calero, doctor en Geología por la UCLM e hijo del que fue alcalde entre 1979 y 1983, Teodoro Rincón Huertas, pregonará las fiestas en honor a San Antón el próximo domingo, 14 de enero, en la ermita dedicada al patrón de los animales.

En un ambiente íntimo y acogedor, primero será la proclamación de mayorala, ayudaoras y motrilillas. Francisco Contreras González presentará el acto a partir de las siete de la tarde y el broche lo pondrá la música folk del grupo Airén.

La programación, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Manzanares, comenzará el sábado, 13 de enero, con la carrera solidaria organizada por el Colegio Don Cristóbal y hermanos de la Cofradía de San Antón a favor de la organización internacional Save the Sildren.

Los más pequeños de la ciudad serán protagonistas de un buen número de actos durante las fiestas, en parte por la implicación del Colegio Don Cristóbal, localizado en el barrio de San Antón. Así pues, también hay previsto un maratón de fotografías relacionado con el santo y los animales, juegos populares, una pastoral juvenil y un recital de poesía.

Una fiesta para sacar a pasear a las mascotas

Los momentos más esperados por el vecindario serán el prendimiento de la tradicional lumbre en la plaza de la ermita el martes y la bendición de animales del día siguiente. Cientos de vecinos desafían cada año al frío invernal para comer los típicos “cochinillos del santo” o dar las tres vueltas a la ermita con sus mascotas tras la bendición.

La procesión de San Antón, seguido por los jinetes del club caballista y por grandes y pequeños acompañados de perros, gatos o conejos, pondrá el cierre el 17 de enero a las cinco de la tarde y por el recorrido habitual al son de las corcheas de la Asociación Músico-Cultural Julián Sánchez-Maroto.