El PP exige al Ayuntamiento que posponga el corte de la N-430

Lanza Manzanares
Manuel Martín-Gaitero, portavoz del Grupo Municipal Popular en Manzanares / Archivo

Manuel Martín-Gaitero, portavoz del Grupo Municipal Popular en Manzanares / Archivo

El Partido Popular de Manzanares llevará al pleno una moción urgente para que se posponga el corte del tramo de la N-430 afectado por las obras de la mediana para evitar molestias a los agricultores y los pacientes del hospital

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Manzanares ha registrado una moción urgente para el pleno ordinario de agosto en la que solicita el aplazamiento de las obras en el tramo de la N-430a que va desde la rotonda del tanatorio al Altozano. Este corte responde a la segunda fase de la construcción de la mediana del Plan Extraordinario por el Empleo 2017.

Los populares denuncian en nota de prensa que esta obra es “inoportuna” y advierten de los “peligros y molestias” que va a ocasionar. Precisamente durante agosto, septiembre y parte de octubre, esa vía soporta todo el tráfico pesado que genera la vendimia y la recolección de hortícolas.

Por esa circunvalación discurre buena parte de la vendimia de la comarca de Manzanares, con destino a las bodegas de la propia ciudad y de las vecinas localidades de Membrilla y La Solana, además de parte de la cosecha de hortícolas, principalmente melón y sandía, hacia las empresas comercializadoras ubicadas en los alrededores de Manzanares y Membrilla.

El corte afecta al entorno del hospital y a una ruta escolar

El Partido Popular detalla que, como consecuencia del corte de “tres de los cuatro carriles”, el tráfico se ha desviado a las calles adyacentes al Hospital Virgen de Altagracia y a una zona residencial por la que discurre el acceso a los centros educativos institutos Sotomayor y Azuer y al colegio Tierno Galván. “Se trata de la principal ruta escolar de Manzanares”, señala.

Por ello, el Grupo Popular considera que además del incoveniente que representa para los agricultores de las tres localidades afectadas, también es una “fuente de molestias” para los pacientes del hospital y de la zona residencial, y “un peligro potencial nada desdeñable” en el comienzo del nuevo curso escolar.

Por esos motivos, el PP solicita al pleno que se aplace la obra hasta que finalice la vendimia, y que una vez se reanude se garantice la seguridad y tranquilidad de los vecinos. Esta misma petición la realizó este fin de semana el Grupo Socialista de Membrilla.