El Salón del Automóvil de Manzanares nota un repunte de ventas

Noemí Velasco Manzanares
El VII Salón del Automóvil de Manzanares ha notado un mayor interés por comprar entre los visitantes / N. V.

El VII Salón del Automóvil de Manzanares ha notado un mayor interés por comprar entre los visitantes / N. V.

El Salón del Automóvil de Manzanares cierra este domingo con valoraciones muy positivas por parte de los concesionarios. A la espera de los datos definitivos, varias empresas confirmaban que las expectativas estaban cubiertas a primera hora de la tarde

El VII Salón del Automóvil de Manzanares cierra este domingo con un balance de ventas muy positivo, a la espera de los datos definitivos. Los concesionarios coinciden en que este 2017 la feria del automóvil ha tenido un repunte de ventas y a primera hora de la tarde muchos vehículos ya lucían el cartel de “vendido”.

Con unas nueve operaciones cerradas a las cinco de la tarde, el presentante de Ford Serramotor en Ciudad Real, Manzanares, Puertollano y Tarancón ha confesado el aumento de las ventas con respecto a ediciones anteriores. “El cliente de la zona de Manzanares está en estas fechas muy receptivo para comprar vehículos, por lo que la feria suele salir muy bien”, ha añadido.

En la misma línea, el representante del Talleres Cabrero de Membrilla ha confesado que tenía, de momento, “cinco operaciones cerradas en firme” y otras dos más a punto. Cándido Cabrero ha reconocido, cuando todavía quedan unas horas para el cierre, que las expectativas ya están “cubiertas”, gracias a las ventas y a los “muchos contactos”.

El público joven visita la feria con intención de comprar

Frente a años anteriores, los comerciales han confirmado que el cliente joven se ha dejado ver por la feria y ha comprado. Cándido Cabrero ha admitido su sorpresa por el aumento de compradores jóvenes, “que ya tienen una mayor seguridad laboral y que ven la puerta abierta para comprarse el vehículo que quieren”.

Así pues, no es casualidad que Serramotor haya vendido sobre todo el nuevo Ford Fiesta 2018, un utilitario pequeño de unos cuatro metros, que ha triunfado entre la gente joven. El representante de Ford ha vendido de todo, tanto vehículos nuevos, de unos 17.000 euros, como seminuevos de unos 8.000.

Otro de los asiduos, Gabriel Nieto, en representación de Agroni con vehículos de marca Ssangyong, ha reconocido que el Salón del Automóvil cada vez atrae a personas de un radio geográfico más amplio. “Mientras que los primeros años era más local, ahora vienen personas de Membrilla, Daimiel, Villanueva de los Infantes, La Solana e incluso Ciudad Real”.

Un escaparate para nuevas marcas

Carteles de

Carteles de "vendido", esta tarde en el VII Salón del Automóvil de Manzanares / N. V.

El Salón del Automóvil de Manzanares también ha servido para que empresas con puntos de venta recientes en la zona den a conocer sus productos. Éste es el caso de Tresa Motor, que ha presentado la gama de vehículos híbridos de Toyota, dentro de su proyecto 2022, año en el que está previsto que todos los vehículos que comercialice la marca sean sostenibles.

Representante de Tresa Ciudad Real, Pedro Gil, ha expresado que la feria de Manzanares, en la que han participado por primer año, era “el mejor escaparate para introducir la marca”, ya que su nueva sede sólo lleva un año y medio abierta.