El herido en la montería de Miguelturra es un ‘mulero’ de Cardeña (Córdoba)

Belén Rodríguez Ciudad Real
Batida de caza mayor en la provincia en una imagen de archivo / Clara Manzano

Batida de caza mayor en la provincia en una imagen de archivo / Clara Manzano

El accidentado formaba parte de la cuadrilla contratada para retirar las reses en la montería del domingo en la finca Peñas Blancas. Sigue hospitalizado y “evoluciona favorablemente” del balazo que recibió en el codo

J.F.C.C., el herido el domingo en una montería en la finca Peñas Blancas del término municipal de Miguelturra, es un ‘mulero’ o ‘arriero’ -como se conoce en el argot al personal que forma parte de las cuadrillas que se dedican a retirar la reses abatidas-,  que recibió “una bala perdida” en el codo.

El hombre, de 40 años, sigue ingresado este lunes en Hospital General de Ciudad Real en el que “evoluciona favorablemente”, según fuentes del Sescam, tras ser operado de urgencia el domingo.

Mientras tanto la Guardia Civil continúa recabando datos para enviar el atestado al juzgado de guardia. Al parecer le disparó por accidente un cazador de Madrid que no ha sido detenido, como suele ocurrir en situaciones en las que está clara la falta de intencionalidad.

El segundo accidente por disparos de la temporada

El grave accidente del domingo en Peñas Blancas es el segundo en menos de un mes que se produce en la temporada de caza mayor en la provincia de Ciudad Real. A mediados de diciembre un cazador de Albacete que participaba en una montería en Zamorillas, una finca de  Cabezarrubias del Puerto en el Valle de Alcudia, recibió un balazo accidental en su caso en el fémur. El protagonista en esa ocasión fue otro cazador con residencia habitual en Alicante.

En Ciudad Real, una de las provincias con más actividad cinegética, hay 6.500 cazadores federados de los entre 18 y 19.000 que tienen licencia. A la Federación de Caza de Castilla-La Mancha pertenecen un centenar de cotos.