El Centro Cabria, involucrado con la exclusión juvenil

Graci Galán Puertollano
Jóvenes que participan en el proyecto APTC / Lanza

Jóvenes que participan en el proyecto APTC / Lanza

Es el Centro Cabria que trabaja en la ciudad de Puertollano con jóvenes en riesgo de exclusión y sus familias, un trabajo con el reconocimiento de toda la sociedad

Se trata de un centro de intervención especializado en la atención a menores, jóvenes y familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. Pertenece a la Federación Pinardi, obra social salesiana cuyo ámbito geográfico se extiende entre Madrid y Castilla La Mancha.

Esta entidad promueve la igualdad de oportunidades entre los colectivos con mayores necesidades a través del fomento de procesos educativos integrales, la capacitación e inserción sociolaboral y la sensibilización ante las nuevas situaciones de vulnerabilidad social.

Cabria lleva ya muchos años de experiencia en la ciudad de Puertollano ofreciendo, en su día a día, la mejor atención posible. En concreto comenzó su andadura en el año 2007, por lo que en este año que finaliza han celebrado su décimo aniversario al servicio de los niños, niñas y jóvenes de la localidad de Puertollano. Todo un orgullo para el Centro Cabria.

Ubicado dentro de las instalaciones del colegio Salesiano San Juan Bosco interviene con más de 60 menores, jóvenes y las familias de éstos.

Proyecto APTC

Actualmente desarrolla dos proyectos en los que pone toda su ilusión y esfuerzo. En primer lugar el proyecto APTC: un espacio de atención socioeducativa dirigida a menores con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años. De forma preferente, se interviene con aquellos chicos y chicas que cuentan con mayores dificultades de promoción personal, social y familiar. Asisten al centro de lunes a jueves en horario de 16.00 a 20.00 horas y se les ofrece variadas actividades que pasan por refuerzo educativo para mejorar en el colegio, técnicas de estudio que le ayuden a potenciar sus posibilidades, educación en valores que tanta importancia tiene, entrenamiento en habilidades sociales, prevención de drogodependencias, hábitos saludables y fomento del ocio alternativo a través de actividades deportivas y talleres creativos.

El trabajo con los menores es estable y continuo, permitiendo que se establezcan relaciones cercanas que fomenten la confianza mutua y el respeto, así como el compromiso y la responsabilidad tanto hacia el grupo de iguales y los educadores de referencia como a las actividades que con ellos se realizan.

Los chicos participan en tareas de refuerzo educativo / Lanza

Los chicos participan en tareas de refuerzo educativo / Lanza

Destacar también que, desde Cabria, es muy importante el trabajo con las familias, por lo que se interviene también con los padres, madres y/o tutores de todos los menores del proyecto, ofreciéndoles un espacio de referencia dónde recibir atención, orientación y apoyo, comprometido con la realidad y las necesidades de la propia familia, para mejorar las dinámicas relacionales con los hijos y  proporcionando un entorno de convivencia y de ocio saludable que permita reducir los factores de riesgo y potenciar los factores de protección de los jóvenes con sus familias.

Las actividades que se realizan con las familias se basan en apoyo, acompañamiento, orientación acerca del desarrollo evolutivo y los cambios y necesidades producidos en la adolescencia, pautas de educación y creación de vínculos afectivos en la familia y entrenamiento en habilidades sociales y comunicativas.

Proyecto Albor

En segundo lugar se desarrolla el proyecto Albor que supone una alternativa a la formación e inserción sociolaboral de aquellos jóvenes más vulnerables que tienen dificultades en el acceso al mercado laboral.

La metodología de trabajo en este proyecto está basada en los itinerarios de integración, dando respuesta a las necesidades específicas de cada una de las personas con las que se interviene, con el objetivo último de aumentar el grado de empleabilidad de los jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad en la localidad de Puertollano, permitiendo lograr que todos estos chicos y chicas, con independencia de cuál sea su trayectoria vital, tengan las mismas posibilidades de acceder al mundo laboral y, por tanto, contribuir así a su inclusión e integración social.

El proyecto ALBOR trabaja con jóvenes con dificultades de acceso al mercado laboral / Lanza

El proyecto ALBOR trabaja con jóvenes con dificultades de acceso al mercado laboral / Lanza

En este sentido, destacar que los destinatarios de ALBOR son jóvenes de 18 a 25 años de edad, con bajo nivel formativo y en desempleo, con dificultades para acceder al mundo laboral y demandantes de empleo. Los beneficiarios del proyecto, son por lo tanto jóvenes en situación socioeconómica desfavorecida, que cuentan con una serie de factores de riesgo que dificultan la mejora de su calidad de vida, y su acceso al mercado laboral como abandono temprano de los estudios, familias desestructuradas, sin red social de apoyo ni modelos familiares de referencia educativa, etc.

Así, a través de ese proyecto se intenta, principalmente, mejorar la empleabilidad de estos jóvenes para que cuenten con un futuro más alentador.

Financiación

El Centro Cabria se financia, para realizar estos trabajos, a través de fondos propios, fondos públicos de la Consejería de Bienestar Social (Dirección General de las Familias y Menores y Dirección General de Acción Social y Cooperación) y fondos privados (Fundación Repsol) que ha subvencionado en varias ocasiones este proyecto a través de sus convocatorias de carácter social.

Desde Cabria aseguran que el objetivo principal de todos los proyectos que se llevan a cabo es eliminar los factores de riesgo social que hacen crecer la diversidad y desigualdad entre los niños, niñas y jóvenes con el fin de lograr la igualdad de oportunidades y la adecuada inserción social y laboral, todo ello mediante una educación integral, favoreciendo el desarrollo de todas sus capacidades, implicándoles en un proyecto de crecimiento humano continuo y de inserción en la sociedad.

Para lograr estos cometidos diariamente trabaja un gran equipo profesional compuesto por cuatro personas: un coordinador y tres educadores expertos en el ámbito educativo y social. Un equipo involucrado totalmente en este proyecto para conseguir la inserción social de los jóvenes que hasta el mismo se acercan para recibir su ayuda.

El Centro Cabria no funciona al margen del resto de administraciones y de las ayudas que, a través de las mimas se puedan obtener, sino que tiene una relación estrecha y directa tanto con la Consejería de Bienestar Social como con el Ayuntamiento de Puertollano para acoger cualquier caso que desde las mismas se pueda derivar a este centro que tiene las puertas abiertas a todos.