Repsol realiza un simulacro general de emergencia en el complejo puertollanense

Este martes se llevaba a cabo un simulacro general de emergencia en el Complejo Industrial de Repsol en Puertollano, que ha supuesto la activación del Plan de Emergencia Interior. Anualmente se realizan en el Complejo Industrial una media de 70 simulacros de emergencia, para comprobar el adecuado funcionamiento de los recursos humanos y sistemas de emergencia del Complejo.  

Este martes se llevaba a cabo un simulacro general de emergencia en el Complejo Industrial de Repsol en Puertollano, que ha supuesto la activación del Plan de Emergencia Interior. Anualmente se realizan en el Complejo Industrial una media de 70 simulacros de emergencia, para comprobar el adecuado funcionamiento de los recursos humanos y sistemas de emergencia del Complejo.
   El supuesto que se ha simulado es una fuga e incendio en una de las unidades de Destilación de crudo. En estos simulacros se pone a prueba la respuesta de los diversos operativos: personal de planta, bomberos, servicios médicos y todo el personal contratista y empleados del Complejo.  Asimismo este simulacro permite comprobar la coordinación del Plan de Emergencia Interior del Complejo Industrial de Repsol con el Plan de Emergencia Exterior de Puertollano.  Al simulacro han asistido representantes de Protección Civil de Castilla-La Mancha.
   Además de la eficacia del operativo humano en este ejercicio se ha comprobado el funcionamiento de todos los equipos contraincendios del Complejo Industrial, desde los sistemas fijos contra incendios, hidrantes, sistemas de refrigeración del tanque, al  funcionamiento de  equipos móviles contra incendios, como equipos y camiones de gran capacidad equipados con agentes extintores especiales.
   El Complejo Industrial, además de actuar directamente contra la emergencia simulada, despliega su Plan de Emergencia Interior, que afecta a todos los trabajadores, tanto propios como los de las empresas auxiliares, y en el que deben actuar conforme a los planes de seguridad que existen para cada puesto de trabajo, probando cuestiones clave como la concentración de todo el personal en los puntos de seguridad, la gestión de la producción en situaciones anómalas, o la organización de la logística y servicios para la lucha contra el incidente.
   Para la compañía, los simulacros tienen varios objetivos: entrenar a las personas más directamente involucradas en las tareas de seguridad y lucha contra incendios, recordar al personal sus tareas, funciones y acciones en un caso de emergencia, revisar y comprobar los planes de seguridad y procesos establecidos, revisar las actuaciones y coordinación de los grupos, y revisar el funcionamiento de los sistemas de emergencias. 
   Simulacros como el que tenía lugar este martes permiten analizar la capacidad de reacción de todos los operativos de seguridad del Complejo y verificar la eficacia de los dispositivos y equipamiento de emergencias. Durante el ejercicio en cada área un observador interno ha realizado un seguimiento de las decisiones que se van adoptando con el fin de realizar una evaluación posterior. 
   Las conclusiones y análisis de este tipo de simulacros sirven para promover la mejora continua en materia de seguridad. Tras el desarrollo de cada simulacro se evalúa el desarrollo del mismo con el objeto de aclarar dudas, corregir errores, generar recomendaciones y establecer acciones de mejora.
   El Complejo Industrial de Puertollano cuenta con un plan de autoprotección (Plan de Emergencia Interior), con personal altamente cualificado para intervenir en caso de emergencia. Toda la plantilla está preparada y entrenada para conseguir un funcionamiento óptimo de las medidas de autoprotección que establece el plan, así como el uso eficaz de los medios humanos y materiales disponibles. Anualmente se imparten cerca de 30.000 horas de formación específica en seguridad para el personal propio y contratista.