Martínez Arroyo califica de “espectaculares” los datos de exportación de vino de la región

Francisco Navarro Tomelloso
La asociación Vinos de Castilla-La Mancha, celebra asamblea en Tomelloso

La asociación Vinos de Castilla-La Mancha, celebra asamblea en Tomelloso

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha clausurado la asamblea de Vinos de Castilla-La Mancha que se ha celebrado en Tomelloso y ha valorado “los espectaculares” datos de exportación de vino que ha tenido la región. “Hemos alcanzado en el interanual, de octubre de 2016 a octubre de 2017, los 621,5 millones de euros en facturación.

Es la cifra históricamente más alta que se ha producido, un dato del que podemos presumir y que significa que las cosas se están haciendo bien, por parte de los bodegueros, y también de la administración que va al mismo paso que ellos”.

Martínez Arroyo ha subrayado la valiente apuesta del sector por la calidad y el embotellado y ha destacado la evolución de importantes mercados para el vino de la región. “Hemos incrementado la exportación a Canadá en el último año en un 60 por ciento y en Japón, en un 43 por ciento. Con estos dos países hay una relación bilateral comercial con la UE que nos está ayudando mucho”.

El consejero de Agricultura cree que se camina por buena senda y ha asegurado que con “las bodegas de la región tenemos muchos proyectos en común, dentro de la estrategia global de la viticultura de la región, que estará lista muy pronto y que vamos a consensuar con todos los eslabones del sector”. Al respecto el consejero  ha explicado que “va a introducir aspectos esenciales como la reducción del rendimiento medio por hectárea, la apuesta por la calidad en la reestructuración del viñedo, el pago diferencial de la uva en función de los deseos de los consumidores o los proyectos de integración comercial”. Finalmente, Martínez Arroyo ha considerado fundamental que “las bodegas apuesten por las agrupaciones  de productores y que beneficiará especialmente a los bodegas de pequeño y mediano tamaño.

Un balance positivo

Por su parte, Manuel Civera, director general de  Vinos de Castilla-La Mancha, asociación empresarial que agrupa a las bodegas privadas de la región, ha realizado balance de los cuatro años desde su puesta en marcha y de los acuerdos adoptados en su última asamblea. “Nos hemos integrado en una Asociación Empresarial de Vinos de España, -ha explicado-, que a su vez  forma parte de la Interprofesional del Vino”. Para Civera “es evidente que Castilla-La Mancha tiene que estar presente en esta interprofesional del vino. Estamos en la rama de la comercialización, participando activamente en su desarrollo”.

Asimismo, Civera ha explicado que “hemos aprovechado la asamblea para renovar los vocales que van a formar parte de los nuevos vocales de la D.O. La Mancha y hemos valorado positivamente la evolución y objetivos logrados por el Consejo”. Sin embargo, Civera ha expresado su preocupación, “por la evolución de una vendimia muy corta y que hará que tengamos un año complicado”.

Tanto Civera como el resto de directivos de la Asociación han aprovechado la presencia del consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, para exponerle su postura ante determinadas líneas de actuación que está llevando a cabo su departamento.