El Torneo Antirracista de Manzanares transcurre con normalidad y en un ambiente de deportividad

Noemí Velasco Manzanares
Jóvenes participan en un ambiente festivo en el II Torneo Antirracista de Baloncesto de Manzanares / N. V.

Jóvenes participan en un ambiente festivo en el II Torneo Antirracista de Baloncesto de Manzanares / N. V.

Alrededor de 80 jóvenes han participado en el II Torneo Antirracista de Baloncesto de Manzanares, que ha transcurrido con normalidad, sin enfrentamientos y con escasa presencia policial

El II Torneo Antirracista de Baloncesto 3×3 de Manzanares ha transcurrido este domingo con “normalidad” en un ambiente de “convivencia” y “deportividad” en el polideportivo municipal. Así lo ha confirmado el concejal de Seguridad Ciudadana y portavoz de una de las organizaciones convocantes, Miguel Ramírez.

Alrededor de 80 personas, divididas en 17 equipos mixtos, han participado en este torneo convocado por el Área Joven de IU y Yesca, según ha explicado Ramírez, con el fin de promover el deporte como “punto de encuentro para personas de diferentes culturas, razas y religiones”.

Jóvenes procedentes de toda la provincia, sobre todo de Manzanares y en su mayoría sin vinculaciones directas con organizaciones políticas, han participado en este encuentro que ha suscitado una gran polémica por las acusaciones vertidas por los grupos municipales del PP y UPyD sobre uno de los organizadores, Yesca. Jugadores del Club Baloncesto Manzanares y algún deportista profesional han respaldado también la convocatoria.

Ramírez destaca que no ha habido casi presencia policial

El concejal de Seguridad Ciudadana ha destacado que la jornada ha tenido lugar en “un ambiente festivo, de convivencia y reivindicativo”. El Ayuntamiento de Manzanares no ha estimado oportuno aumentar la seguridad con presencia de la Policía Local y únicamente varios miembros de la brigada de información de la Guardia Civil han acudido al torneo a primera hora. El edil ha indicado que “han comprobado que todo estaba bien” y “no han vuelto a hacer acto de presencia”.

Asimismo, Miguel Ramírez ha informado de que el control de tráfico desarrollado por la Guardia Civil cerca del polideportivo municipal por la mañana no ha tenido nada que ver con la celebración del torneo, sino que “coincidía con una campaña de la DGT”.

Pese a los avisos del PP sobre la llegada de “grupos radicales”, el concejal de IU ha confesado que “la sociedad de Manzanares y los jóvenes no iban a caer en las provocaciones, ni en los juegos de manipulación”.

Además, ha añadido que “lo que no es normal es que al convocar un acto para denunciar el racismo, se intente vincular a los organizadores con el terrorismo y otras actitudes que nada tienen que ver con el fondo del acto”.

La juventud, comprometida frente al avance del racismo

Pancarta contra el racismo en el torneo organizado por IU y Yesca en Manzanares / N. V.

Pancarta contra el racismo en el torneo organizado por IU y Yesca en Manzanares / N. V.

El concejal de IU ha subrayado que el acto responde al interés “por denunciar el avance del racismo y la xenofobia en toda Europa y también en España”, a la vez que demuestran que “hay una juventud comprometida, que no quiere que el país involucione”, de acuerdo a las campañas realizadas por organismos deportivos internacionales.

Frente a los intentos de vincular a los organizadores de la actividad con Batasuna, la “turismofobia” o la radicalización del barrio burgalés de Gamonal, Miguel Ramírez ha destacado que esta actividad demuestra que “hay una juventud que responde, que está a una altura ética y moral por encima de muchos dirigentes pseudopolíticos de la zona”.

Por su parte, el portavoz de Yesca, Gonzalo Márquez-Villarejo, ha expresado que “a las mentiras de PP y UPyD para ganar más votos respondemos con un torneo que ha sido todo un éxito, con muchos jóvenes que se lo están pasando bien”. Además, ha acusado a estas dos formaciones de criminalizar el torneo porque “molesta que haya una juventud rebelde que se mueve y pelea por cambiar las cosas”.

Asimismo, la organización apunta que el torneo no ha incluido ningún acto político, sólo la lectura de un manifiesto contra el racismo tras la entrega de trofeos. Además, en las pistas afectadas por la celebración del torneo sólo ha habido pancartas relacionadas con la lucha contra el racismo y la homofobia.