La bandera de las Ánimas ha vuelto a recorrer las calles de Torrenueva en el día de La Borricá

Lanza Torrenueva
Más de un centenar de jinetes han acompañado a Bienvenido Arce / J. F. Simón

Más de un centenar de jinetes han acompañado a Bienvenido Arce / J. F. Simón

Este año el encargado de portar la bandera ha sido Bienvenido Arce que, cumpliendo la promesa hecha por su familia a las Ánimas del Purgatorio, ha sido el encargado de dirigir el ritual de esta celebración

La bandera de las Ánimas ha vuelto a recorrer este Martes de Carnaval las calles de Torrenueva, como lo hace cada año desde hace siglos, en la fiesta de La Borricá, declarada de interés turístico regional.

Este año el encargado de portar la bandera ha sido Bienvenido Arce que, cumpliendo su promesa hecha a las Ánimas del Purgatorio, ha sido el encargado de dirigir el ritual de esta celebración, iniciado a primera hora de la mañana con la colocación de la bandera de Ánimas en el balcón mientras la banda municipal de música interpretaba el himno nacional.

El sonido del tambor acompaña a la comitiva de la bandera / J. F. Simón

El sonido del tambor acompaña a la comitiva de la bandera / J. F. Simón

Es a partir de las dos de la tarde cuando Arce ha vuelto a descolgar la bandera para iniciar a caballo el recorrido por las calles del pueblo junto a todos los jinetes que han querido acompañarlo, más de un centenar en las horas centrales de la fiesta.

Otra imagen de La Borricá 2018 / J. F. Simón

Otra imagen de La Borricá 2018 / J. F. Simón

Paradas en las ermitas del pueblo para rezar, recogida de limosnas, un responso a las puertas de la iglesia y, al atardecer, para finalizar, el ofrecimiento al párroco de los donativos y de la bandera en el momento culminante de la jornada.

El abanderado y los demás jinetes por la calle Real / J. F. Simón

El abanderado y los demás jinetes por la calle Real / J. F. Simón

El abanderado también ha cumplido su compromiso de invitar en su casa a todo el pueblo y a los muchos visitantes que se acercan a Torrenueva el Martes de Carnaval. Durante semanas, toda la familia ha estado preparando docenas y docenas de dulces típicos, cheches y limoná para repartir en esta jornada, la más grande que vive Torrenueva junto con el día de la patrona, la Virgen de la Cabeza, el 8 de septiembre.

La Borricá es, sin duda, una de las fiestas más singulares de cuantas se celebran en la provincia.