Trabajadores pobres, una especie en expansión en servicios, construcción, comercio y limpieza

Belén Rodríguez Ciudad Real
CCOO Lanza en Ciudad Real su campaña '#PrecarityWar' para combatir la precariedad laboral / J.Jurado

CCOO Lanza en Ciudad Real su campaña '#PrecarityWar' para combatir la precariedad laboral / J.Jurado

CCOO presenta en Ciudad Real su campaña #PrecarityWar que trata de combatir la precariedad laboral animando a los trabajadores a denunciar y organizarse El último caso sangrante en la provincia es el de la Tesorería de la Seguridad Social que ha adjudicado a la baja la contrata de vigilantes: a partir de enero cobrarán 400 euros menos al mes (pasan de mileuristas a sueldos de 730 euros)

“Estoy trabajando en una empresa como dependienta en la que la dirección solo tiene su ley. Trabajo 44 horas semanales, con descansos de cuatro horas y rotativos durante la semana (si esa semana con un poco de suerte no hay ningún día festivo, de lo contrario te olvidas del descanso) y el respectivo domingo como es natural que la tienda está cerrada. ‘Disfrutamos’ de dos semanas de vacaciones anualmente, ni un día más ni uno menos”.

Comentarios reales como este los recibe a diario Comisiones Obreras (CCOO) en su web precaritywar.es desde que activó en verano la campaña #PrecarityWar, que utiliza imágenes de superheroínas y superhéroes para denunciar la precarización del empleo que está detrás de la mejoría de los datos del paro. Los trabajadores pobres no pertenecen a los peores años de la crisis, sino que se expanden en sectores como servicios, construcción, grandes almacenes, limpieza e incluso las empresas públicas.

El pésimo ejemplo de la Seguridad Social

En Ciudad Real un caso sangrante es el la Tesorería de la Seguridad Social. Según han denunciado este jueves Ángela Briones, Alejandro Jiménez y Fernando Toribio se acaba de adjudicar a la baja el contrato de vigilantes de seguridad a una empresa que rebaja los salarios 400 euros al mes. Desde el 1 de enero estos trabajadores dejarán de cobrar unos 1.100 euros mensuales para percibir 730. Es un ejemplo de lo que en la campaña, a nivel nacional, se llama #Frozen Workers: trabajan para una empresa pública pero no tiene seguridad ni estabilidad y a pesar de tener convenio colectivo no se les aplica el convenio pactado.

#CiborCajera y una decena más de superheroínas y superhéroes

Otro ejemplo de empleo precario:  #CiborCajera, “casi transparente, vive encadenada a la caja registradora. Siempre de pie, siempre presionada, siempre repitiendo los mismos movimientos…horas y horas, cualquier día de la semana, cliente tras cliente, siempre de pie y, sin embargo, siempre sonriendo”, denuncia la campaña. Y así hasta una decena de situaciones muy reconocibles como la ayuda a domicilio, los grandes almacenes, este último un sector en el que además de cobrar sueldos de miseria ni siquiera se puede conciliar la vida personal y laboral de una forma razonable (apenas tienen días de descanso).

Bajo el lema ‘Estamos contigo, contigo somos’ CCOO invita a los trabajadores  de la provincia que se reconozcan en estas situaciones a no resignarse, denunciar su caso al sindicato y afiliarse. “La única manera de combatir estas situaciones, amparadas por la reforma laboral, es organizarse y contar con la ayuda del sindicato como una herramienta e incidir en esas causas que permiten que aunque uno tenga un contrato a tiempo parcial al menos esas condiciones no sean precarias”.