Un vasto océano de conocimiento por descubrir

Juan Carlos Chinchilla Viso del Marqués
Archivo de la Marina en Viso del Marqués

Archivo de la Marina en Viso del Marqués

El Archivo General de la Marina, en Viso del Marqués, reabre sus puertas un año después de ser cerrado por falta de personal técnico. En sus más de 14 kilómetros lineales de documentos, unos 80.000 legajos, conserva la historia marítima de España, pero hay mucho más. El jefe de Administración del Archivo, Pedro Cardeñosa, pone en valor documentos que van más allá del mar y significan los primeros descubrimientos en otras ciencias, como la antropología, la botánica, la psicología… un filón de conocimiento por descubrir.

El 25 de noviembre de 2016 el Archivo General de la Marina Álvaro de Bazán, en Viso del Marqués, cerraba sus puertas por falta de personal técnico. Los rumores de su traslado a Madrid avanzaban ‘in crescendo’ en esta pequeña localidad que siente verdadera admiración orgullo por su Palacio del Marqués de Santa Cruz y el archivo.

Ahora la llegada de nuevos funcionarios cualificados han apagado las habladurías y esta semana el Archivo ha vuelto a abrir sus puertas, además con un horario ampliado, de 9 a 18 horas de forma ininterrumpida.

El jefe de Administración del Archivo, Pedro Cardeñosa, resalta que ya se cuenta con el personal técnico que se necesitaba y además se dispone del apoyo militar al completo. “Se ha abierto antes de lo que pensaba”, destaca, avanzando que ya estaba prevista la visita de investigadores de Uruguay.

Además de acercarse investigadores a las instalaciones del Archivo, Cardeñosa subraya que diariamente reciben peticiones de información vía correo electrónico , en torno a una decena diarias, para solicitar algún dato contenido en los 14 kilómetros lineales de documentos que albergan las instalaciones. Unos 80.000 legajos con informes que ha generado la Armada española desde finales del siglo XVIII hasta el primer tercio del siglo XX.

Marina y ciencias

Ante la reapertura, el jefe de Administración quiere destacar que en el Archivo no sólo cuenta con información sobre cuestiones marítimas, tanto de guerra como de expediciones o pesca, sobre barcos hundidos, etc. Sino que también  recoge principios de ciencias. “En el Archivo duerme mucha historia que podría cambiar el origen de muchas ciencias… los libros de texto de colegios y de universidad”.

Cardeñosa recuerda que entre el Archivo de Simancas y el de Viso podría decirse que se encuentra la Wikipedia del siglo XVIII. Además de asuntos de mar,  pueden encontrarse cuestiones de Botánica, Antropología, Mineralogía, principios de Psicología… “Yo soy psicólogo y a mí me enseñaron en la Facultad que la psicología industrial surgió en torno a 1920 en las minas de carbón de Inglaterra… pues en 1780 la Armada Española ya documentó algo al respecto con el análisis de la conducta de los marineros a bordo”.

Al igual que en este tema, en otras áreas la documentación que esconde Viso del Marqués puede descubrir los orígenes de conceptos que se formalizaron años después. En este sentido Cardeñosa destaca la preparación y formación del personal de la Armada, principal exponente del Imperio español dominador de la época. “Éramos quienes controlábamos la mar-océana y en esa época se amplió el concepto de patrullar las costas de las colonías a retratar y describir la cultura y costumbres de esos territorios”.

’22 ángeles’

Como anécdota, cita la película ’22 ángeles’, basada en la novela ‘Los Ángeles Custodios’. En ella se relata la primera expedición humanitaria de la historia, cuando 22 niños transportaron en su cuerpo la vacuna contra la viruela a las Américas a principios del siglo XIX. “La documentación que ha hecho posible reconstruir esta historia se encuentra el Archivo del Viso”, resalta Cardeñosa.

Ante este recuerdo, el jefe de Administración lamenta que muchos hechos relevantes de la historia española y que se esconden en esos 80.000 legajos no hayan tenido mucha o ninguna difusión. Esta situación la extrapola al hecho de que los españoles apreciamos poco lo propio y no lo valoramos. “El inglés Nelsón tiene una plaza en su honor en Londres, mientras que marineros proporcionalmente más importantes como Blas de Lezo o Álvaro de Bazán, que nunca fueron vencidos, apenas son conocidos aquí”.

Cardeñosa vive con ilusión la reapertura y anima a sumergirse y bucear en torno al vasto océano de conocimiento que se sumerge en el Archivo General de la Marina Álvaro de Bazán.