Zumba contra la ablación femenina

Kirira reunió a medio millar de personas en la Ciudad Deportiva

Francisco Navarro
Tomelloso

Cerca de medio millar de personas participaron este sábado en el Pabellón de la Ciudad Deportiva de Tomelloso en la Máster Class de Zumba, organizada por la Fundación Kirira e impartida por Eva Villena, monitora del Patronato Municipal de Deportes. El beneficio de las entradas vendidas irá destinado a la erradicación de la mutilación genital femenina.
El concejal de Deportes, Vicente García-Antón, explicó que el Patronato de Deportes de Tomelloso no dudo en colaborar con la Fundación Kirira en la realización de esta actividad. Señaló García-Antón el carácter solidario del deporte.El concejal destacó la labor encomiable de la Fundación Kirira, una ONG nacida en Tomelloso, está llevando a cabo en contra de la mutilación genital femenina en África.
El zumba es una actividad deportiva nacida hace pocos años, explicó García-Antón, y el patronato de Deportes, que debe estar pendiente de las necesidades de los usuarios, lo incorporó al conjunto de sus disciplinas deportivas, siendo una actividad que tiene bastante aceptación. La actividad que nos congregaba en el Pabellón de Deportes, para el concejal, hará que más deportistas se interesen por el zumba y se inscriban en el Pattronato de Deportes.
Begoña Navarro, portavoz de Fundación Kirira, señaló que esta máster class se lleva a cabo en colaboración con el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Deportes y el Patronato Municipal, que han cedido los espacios en lo que se lleva a cabo. También la profesora que dio la clase, Eva Villena, explicó que las entradas para participar en el evento costaban 3 euros y los beneficios obtenidos se emplearán para la lucha contra la mutilación genital femenina.
Begoña Navarro, señaló que desde Kirira aprovechan los hobbies y las actividades que, a pesar de los tiempos que vivimos, se llevan a cabo para que participen y se sensibilicen con el objetivo de la ONG.
Villena indició en que lo importante de la jornada es su vertiente solidaria y, también “que todos lo pasemos bien”. La clase duró hora y media. El hecho de que sea un evento extraordinario también sirve para darle visibilidad esta disciplina deportiva en la que participan unas 120 personas.