Victorino Martín abrió con brillantez el XXX ciclo Los Toros en la Cultura

Ateneo taurino / Clara Manzano

Ateneo taurino / Clara Manzano

En el museo López Villaseñor de Ciudad Real

Ayer,  con un salón abarrotado de aficionados, tuvo lugar, en el Museo López  Villaseñor, la primera de las conferencias del XXX Ciclo de los Toros en la Cultura.

El ganadero Victorino Martín fue el protagonista, y durante hora y media deleitó a los asistentes con su profundo conocimiento de la situación actual de la Fiesta en general y de su ganadería en particular.

Una vez concluida su exposición, un muy considerable número de asistentes realizaron preguntas al ganadero, en gran medida referidas a los indultos, y a todas dio respuesta de forma clara y sencilla. Sirva como muestra uno de sus razonamientos para la defensa del indulto que sea realmente merecido, en la que detalló como este mismo año, en Logroño, se pidió en indulto para uno de sus toros, y fue él quien lo rechazó, por no considerarlo merecido o necesario para su vacada, mientras que en el mes de octubre, en la plaza de Illescas, aceptó con agrado el indulto del toro Jarretero, lidiado por Pepe Moral, que tuvo un sensacional pitón izquierdo.

Como no podía ser de otro modo, se reconoció la categoría de su padre, Victorino Martín Andrés, fallecido en el mes de octubre, modelo de rectitud y defensa decidida de la Tauromaquia en su vertiente más encastada.

La mesa estuvo ocupada por Antonio Espadas, presidente del Ateneo Taurino Manchego, entidad organizadora del ciclo, José Luis Herrera, concejal del ayuntamiento de Ciudad Real y Rafael Zaldívar, crítico taurino de La Tribuna de Ciudad Real.