Denuncian la falta de mano de obra para la recogida de aceituna y la poda

Julia Yébenes Ciudad Real
Aceituneros en la comarca de Almodóvar / Hermanos del Olmo

Aceituneros en la comarca de Almodóvar / Hermanos del Olmo

La organización agraria Asaja ha dado la voz de alarma y según ha confirmado su secretario técnico en la provincia, Arturo Serrano, existe “una gran demanda en agricultura y también en las explotaciones ganaderas".

Productores de la provincia están consignando falta de mano de obra en campañas agrícolas como la de la aceituna, lo que ha provocado que se “alargue” la recolección.

La organización agraria Asaja ha dado la voz de alarma y según ha confirmado su secretario técnico en la provincia, Arturo Serrano, existe “una gran demanda en agricultura y también en las explotaciones ganaderas”.

“Nos falta gente para trabajar, y en actividades como en la poda, que es más específico, menos”, ha señalado Serrano, quien ha defendido “la estabilidad” de los empleos del sector agrícola, que supone una salida “más que digna” frente a otros sectores como la construcción.

Ha agregado que los sueldos de los trabajadores “están acordes a la actividad, con sus contratos y dados de alta en su régimen, además de los sistemas de prevención de riesgos laborales”, una realidad que no atrapa a los empleados del medio rural.

“Se va notando la recuperación económica y nos tememos que pueda influir negativamente y que se queden vacíos los núcleos rurales”, ha reflexionado el portavoz de Asaja, que ha insistido en las oportunidades de empleo del sector.

Precisamente, los últimos datos económicos del sector agroalimentario en la región son muy positivos y avalan su dinamismo, con un peso de más del 14% en el Producto Interior Bruto (PIB), una bajada del desempleo en un 62% desde 2015 o el incremento de un 18% en las exportaciones.

Serrano ha sostenido que hay escasez de mano obra española y también de extranjera, a pesar de que en el campo hay trabajo “estable” y durante casi todo el año, desde que se inicia el año agrícola con la vendimia, después con la aceituna y la poda, y en primavera y verano con los cultivos hortícolas.

En el caso de la aceituna, la provincia cuenta en comarcas como la de Almodóvar con un alto nivel de tecnologización -usan vibradores y máquinas de paraguas- con menos vareadores, además de quienes manipulan los equipos, mientras que en otras zonas la recogida sigue siendo más tradicional, con cuadrillas de personas que varean los olivos a mano qeu recogen en mantas.

Necesidad de contratar

Una de las almazaras con necesidad de contratar a trabajadores es la de la cooperativa ‘El Progreso’, de Villarrubia de los Ojos, donde hay demanda de aceituneros para muchos de sus 800 productores olivareros.

Su presidente, Cesáreo Cabrera, ha señalado a lanzadigital.com la escasez de empleados para afrontar la recogida de aceituna en esta zona, con un crecimiento de su producción respecto a la campaña precedente.

En concreto, este año recogerán siete millones de kilos de aceituna, casi el doble que en 2017, aunque una campaña “buena” de la entidad alcanza los nueve millones.

“Lo que están haciendo es que en vez de ir en la cuadrilla seis ó siete personas, pues van tres o cuatro”, ha explicado Cabrera, que ha sostenido que ello provocará “que se alargue la recogida”, que finalizará a principios de febrero.