75.000 familias cooperativistas pelean en los mercados

Aurelio Romero Ciudad Real
Aceite producido en Dcoop

Aceite producido en Dcoop

La gestión del agua preocupa al gigante cooperativo español, antes conocido como Hojiblanca.

Dicho y hecho. En octubre de 2017, el mayor productor de aceite de España, el Grupo cooperativo Dcoop y el grupo americano Pompeian acordaban un intercambio de acciones de hasta el 50 por 100 de cada una de las partes (Dcoop ya tenía el 20%). Pompeian es el mayor comercializador de aceite de oliva en Estados Unidos y propietario de la marca líder en ese país. En marzo de este 2018, el presidente de Dcoop, Antonio Luque, sugería que el aceite de oliva español debería contar con una planta embotelladora en Estados Unidos. En agosto pasado, el grupo cooperativo agroalimentario se hacia con el 20% de la centenaria empresa familiar americana Bell-Carter, líder en el sector de la aceituna de mesa y origen de las trabas que Donald Trump pretende poner a la exportaciones españolas de aceite y aceituna de mesa, aunque las necesite.

Con esos pasos Dcoop se asegura su expansión en el mercado americano –todo un campo para quien quiera crecer-. Pero en ese marzo del pasado año Luque también comentaba a un diario que si su antiguo socio, Deoleo, sale a la venta en precio razonable, Dcoop se podía plantear su compra.

Brindis inaugural en una planta de Dcoop

Brindis inaugural en una planta de Dcoop

PESE A TODO, INDEPENDENCIA
Hasta hace unos meses, parecía que las guerras comerciales en el sector olivarero español eran historias de tiempos pasados, aunque en 2017 volvieron a aparecer por parte de un sector, el de la distribución, con Deoleo como inductor de aquella campaña. Pero la llegada del verano ha puesto en marcha de nuevo la maquinaria de la tensión, por envidias, para tapar su mala gestión o simplemente por su forma de ser, según opinan en Dcoop.

Dcoop, heredera del grupo cooperativo agroalimentario más importante de España, que se en torno a la denominación Hojiblanca, ha crecido, como dicen, pese a todos los inconvenientes. En el camino ha habido que superar los personalismos y localismos que anidan en el mundo cooperativo cuando sobrepasan la idea de “mi pueblo”, gracias a que la gran mayoría de socios y directivos de cooperativas han mantenido claros los objetivos. Hoy lo cuentan como la mayor cooperativa agroalimentaria española y líder en productos como el vino, el aceite de oliva, la leche de cabra o la aceituna de mesa.

Área de vinos

Área de vinos

La independencia del sector cooperativo ha sido siempre la piedra de toque, la muralla a derribar. Es una vieja historia que en los anales de Castilla-La Mancha se conocen bien y que renace en forma de críticas cuando se avanza y los demás retroceden, como ocurre ahora en el mercado americano con el aceite de oliva español, donde Deoleo, la distribución, ha perdido un 6% de ese mercado.

POR QUÉ NO BODEGAS COOPERATIVAS
Las cooperativas de Dcoop entienden que en un mundo globalizado es mejor afrontar los mercados trabajando en común, que cuando surgieron las primeras almazaras cooperativas o bodegas de vino hace décadas los agricultores creyeron que era mejor molturar en común, uniéndose para vender en común y lograr un mejor precio. Y valoran que fue un éxito ese modelo mientras pudo mantenerse, pero los tiempos han cambiado. El mercado tiene ya una dimensión mundial y la industria y la distribución está concentrada… Parece impensable que sólo cinco operadores adquieran la mitad del aceite que se vende en el mundo y que luego haya miles ofreciendo el producto.

Área de ganadería

Área de ganadería

Hoy Dcoop comercializa el 8% del aceite de oliva del mundo y está creciendo su presencia directa en el mercado pero, aún así, se plantean que en el sector del vino, donde se aglutinando el 70% de la producción española, no hay ninguna bodega cooperativa entre los grandes operadores del sector. Presentes ya con una central en Alcázar de San Juan, aún creen que queda mucho por hacer, aunque tienen claro que Dcoop va a garantizar que se va a vender el producto, que se va a cobrar y que va a trabajar por que valga lo máximo posible, como mínimo la media del mercado.

El cooperativismo agrupado en torno a Dcoop parece optimista con la radiografía que ya se ha dibujado. Las cooperativas son las principales empresas en muchos pueblos y las que dinamizan la economía local, aunque aún falta superar la visión de lo local para jugar con seguridad en el mercado mundial.

Las críticas a Dcoop por su política de expansión no han surgido solo respecto al mercado del aceite en Estados Unidos. También la diversificación ha sido objeto de esas críticas, incluso desde dentro del propio ámbito cooperativo, aunque el objetivo sea que los cooperativistas tengan una mayor participación en el valor añadido de los productos que trabajan. Reclaman que se les considere como a cualquier otra empresa y su derecho a poder embotellar vino, envasar aceite o exportar aceitunas.

Área de frutos secos

Área de frutos secos

PELEAR DIRECTAMENTE EN LOS MERCADOS
Uno de los hitos deDcoop fue la ruptura de relaciones con su cadena distribuidora, hoy llamada Deoleo, que parecía ser la otra parte lógica de una cadena: producción y comercialización. Pero el desenlace parecía venir de hacía tiempo, porque el nuevo Dcoop buscaba tener independencia comercial y expandirse con libertad. Hasta ahora los objetivos se han cumplido y la internacionalización de Dcoop va en esa línea. Algunos pelos y amigos quedarían en la gatera en ese divorcio, pero a fecha de hoy el grupo cooperativo defiende su proyecto y niega que se la pueda confundir con una ONG, aparte de la voluntad de colaboración que ofrecen.

Área de cerales

Área de cerales

Analizando algunos de los pasos dados por Dcoop en los últimos dos años, con 180 cooperativas y 75.000 agricultores y ganaderos tras de sí, parece clara la voluntad de diversificación para aprovechar el tirón del aceite de oliva en su cuenta de resultados y, como dicen, competir en un sector agrario que está despertando y demanda nuevas líneas de producción (ver el recuadro “Dcoop en Castilla-La Mancha”). Externamente, las alianzas han ido encaminadas a desarrollar aquel objetivo que les llevó a separarse de Deoleo: tener una mayor presencia directa en los mercados, para lo que adquirieron hasta 50% de Pompeian, empresa líder en aceite de oliva en Norteamérica; con la gran cooperativa francesa Agrial, productora de quesos, se unieron para avanzar en lo que denominan “la cadena de valor” de la leche de cabra y más recientemente adquirieron el 20% de Bell-Carter, empresa estadounidense líder en el sector de la aceituna de mesa. y no descartan nuevos pasos en este sentido.

Área de aceite

Área de aceite

LA CALIDAD ES VALOR Y PRECIO
A pesar de contar con una cuenta de resultados positiva en 2017 (1.0080 millones de facturación en el conjunto del Grupo) y un crecimiento superior al 7%, el eje de la tensión, el talón de Aquiles que le han buscado a Dcoop es el de la calidad. ¿Alguien renunciaría a un mayor precio de venta por poner en duda la calidad? “¿Cómo no vamos a querer que el aceite valga lo más posible si somos el mayor productor mundial de virgen extra?”. Es el razonamiento que plantean y con el que Dcoop responde a dichas críticas veraniegas; dudan de que haya muchas empresas como el grupo cooperativo, con más de 20 certificaciones de calidad diferente y el sello de supervisión del Departamento (Ministerio) de Agricultura (USDA).

La calidad siempre es ese cristal tan fácil de romper o hacer creer que se ha roto.