Atún con cebolla y pimientos

22 Ene 2012 Que el pescado es fuente de bondad para nuestro organismo es de sobra conocido por todos. Como ya lo sabemos y además es verdad no digo más. Mejor preparamos un plato de pescado.

Que el pescado es fuente de bondad para nuestro organismo es de sobra conocido por todos. Como ya lo sabemos y además es verdad no digo más. Mejor preparamos un plato de pescado.

El pasado viernes fue el cumpleaños de Carmen, una amiga entusiasta de lo bueno y de la vida, y sobretodo madre, la “manma” para nuestro grupo de amigos. He hecho mías cosas que la he visto hacer. Me encantan algunas de sus expresiones tales como “las pones en las sartén y las dejas ahí que se aburran”. Esta es su medida del tiempo para confitar las cebollas, por ejemplo, y –añade- “si les pones sal lloran antes” o “como decía mi padre, cuanto mas crudo lleva mas cocido sale”, es otra de su expresiones….de cocina sabe que te pasas y su ‘Arroz con bogavante’ es genial. Para la cena del viernes que antes mencionaba, preparó un bacalao con cebolla y pimientos rojos que me ha servido de base para esta entrada. He cambiado el pescado, el bacalao lo he sustituido por atún, en este caso congelado, a un precio más que  razonable y con muy buen resultado. Le he puesto de mi cosecha unas aceitunas negras y el resultado queda recogido en la fotografía. Si os animáis probarlo.

Ingredientes para cuatro personas

4 rodajas de atún
2 dientes de ajos
1 cebolla hermosa
1 tarro de 400 gramos de pimientos rojos asados
1 puñado de aceitunas negras
laurel sal y pimienta
aceite de oliva virgen extra

Si el pescado es fresco quitar la piel y las espinas, en la pescadería lo suelen hacer y si es congelado descongelarlo despacio en la parte baja de la nevera. Trocear el atún, poner una cacerola con agua, un hoja de laurel, unas bolas de pimienta y la sal al fuego; dejamos hervir un momento y añadimos los trozos de atún. En el momento de volver a hervir de nuevo lo apartamos y dejamos reposar; mientras hacemos el sofrito para lo cual partiremos la cebolla y el ajo y a continuación ponemos una sartén con aceite al fuego. Cuando esté caliente añadir la cebolla y el ajo salar y tapar y dejar pochar a fuego lento hasta que esté la cebolla transparente. Incorporar los pimientos que, previamente habremos troceado, dejar hacer unos minutos mas hasta que el pimiento quede tan tierno como la cebolla. En ese punto rectificar de sal, escurrir el pescado con cuidado e incorporarlo al sofrito. Añadir las aceitunas y dejar al fuego 2 o 3 minutos mas. Lo interesante es que el pescado quede jugoso y esto solo se consigue con una cocción corta. Emplatar y a disfrutar

Hecho de un día para otro está igual de rico, con lo cual si sobra mejor.