Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
21 abril 2024
ACTUALIZADO 23:22
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • Festival 2024 Skating Eurovision / Elena Rosa
      Manolo Ruíz Toribio mostró sus trabajos de fotografía / Elena Rosa
      Todo a punto en la Plaza Mayor para zambullirse en las páginas de un buen libro /Clara Manzano
      Inauguración de la Feria de Abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      Presentación de la programación de la cuadragésimo séptima edición del Festival / Clara Manzano
      Aparatoso incendio de un avión para desguace en el aeropuerto de Ciudad Real /Clara Manzano
      170 aniversario del Colegio Público Santo Tomas de Villanueva / J. Jurado
      Encuentro de centurias romanas /Clara Manzano
  • Vídeos
      • Juan Ortega (1)
      • Juan Ortega (2)
      • Pablo Aguado (1)
      • Pablo Aguado (2)
      • Pablo Aguado (3)
      • Roca Rey (1)
      • Roca Rey (2)
      • Roca Rey (3)
      • Roca Rey (4)
      • Ajuste y entrega en la faena de Ortega al sexto
      • El poderío de Daniel Luque
      • Trincherilla de Morante al primero
      • Verónica de Juan Ortega
      Portada Fatigas maletilla.indd
      • Andrés Palacios a la verónica frente al primero JCS
      • La corrida de Martín Lorca estuvo bien presentada JCS
      • Aspecto de parte de los tendidos ayer en Tomelloso JCS
      • Palacios pasando al cuarto con la mano derecha JCS
      • Pase cambiado por la espalda de Molina al quinto JCS
      • Sergio Felipe estuvo dispuesto toda la tarde JCS
      • Derechazo de Sergio Felipe JCS
      • A la corrida le faltó fuerza y casta JCS
      • Perera entre los pitones del primero
      • Perera comenzó de hinojos la faena al cuarto
      • Vuelta al ruedo al cuarto de El Parralejo
      • Buen natural de Paco Ureña
      • Borja Jiménez doblándose de capote
      • Ceñimiento y garra en Borja Jiménez
      • Larga cambiada a porta gayola de Garrido al primero
      • José Garrido en un derechazo al primero
      • Así metió la cara el quinto, de nombre Tabarro, número 30
      • De Miranda salió trompicado al matar al quinto
      • Leo Valadez no destacó
      • Tarde maciza de Garrido ayer en Sevilla
      • David de Miranda a hombros
      • Buena verónica de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Verónica de Carlos Aranda al quinto JCS
      • Ceñido natural de Carlos Aranda JCS
      • Los tendidos de Carrión de Calatrava pidiendo trofeos ayer JCS
      • Natural de buen aire de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Natural de Juan Robles JCS
      • Remate de capote de Juan Robles en el tercero JCS
      • Satisfacción de Juan Robles al recibir el rabo del tercero JCS
      IMG-20240407-WA0014
      Presentación del I Encuentro Internacional de Capellanes y Sacerdotes. / Europa Press Photo
      Imagen de archivo de la venta de entradas para asistir al evento taurino del 28 de abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      • Precios toros Ciudad Real 2018 2
      • Precios entradas Ciudad Real 28 abril 2024
      Cartel anunciador del festejo de reinauguración en Ciudad Real, obra de Álvaro Ramos
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Alguien voló sobre el nido del cuco

"El individuo en cuestión es McMurphy, un tipo pendenciero, juerguista incorregible, libertino, amoral, borrachín, un “broncas” en toda regla..."
“El individuo en cuestión es McMurphy, un tipo pendenciero, juerguista incorregible, libertino, amoral, borrachín, un “broncas” en toda regla…”
José Luis Vázquez
“Bueno, ahora cada uno de nosotros tiene un pez, ¿de qué te ríes Martini? Tú no eres un idiota, tú no eres un loco desgraciado amigo” (Jack Nicholson)

“Mi padre era un hombre fuerte. Era como tú. Y por eso no le dejaban en paz” (Will Sampson)

Si la desconocen, puede que les parezca exagerado lo que voy a proclamar a continuación; si la han visto en alguna ocasión tal vez les resulte un tanto desproporcionado mí comentario, pero les puedo asegurar que la conmoción que me causó esta película en el momento de su estreno, entiéndase, además, que la descubrí siendo un crío de tan solo 14 años, fue de seísmo de diez grados en la escala Richter. Debido al estremecimiento provocado como pocas veces en mi vida me ha sucedido y con más motivo siendo tan joven, una sensación de impacto que jamás me ha abandonado.

Vuelvo a ella casi cincuenta años después y la sacudida es prácticamente idéntica a la de aquella primera ocasión. Y cuando previamente la había revisado en el pasado con veinte primaveras, y con treinta… o con cualquier otra edad, he repetido idénticas sensaciones. Su placentera convulsión ha resultado permanente en el tiempo, la mejor prueba de su vigencia y su inmensa calidad para quien esto firma.

Lo que seguramente suponga unanimidad es que “Alguien voló sobre el nido del cuco”, o sea “One flew over the cuckoo´s nest”, por una vez el título original sería literalmente respetado tal cual, es un canto a la libertad, o mejor aún, una crítica a la represión, al orden establecido, a la uniformidad. El título no es baladí, es metafórico e ilustrativo. El pájaro en cuestión se dedica a poner los huevos en los nidos de otros, justo lo que hace aquí el protagonista, influyendo y subvirtiendo a los demás, en este caso, a los pacientes de una institución mental.

El individuo en cuestión es McMurphy, un tipo pendenciero, juerguista incorregible, libertino, amoral, borrachín, un “broncas” en toda regla que trata de evitar la prisión por un delito de violación haciéndose pasar por loco. Sobre el papel, de lo más despreciable, pero acaba erigiéndose en símbolo de entendible y legítima rebeldía. Está encarnado de manera arrolladora, rompedora y memorablemente histriónica Jack Nicholson, lo que le supuso el primero de los tres Oscar de su resplandeciente carrera. Los otros dos los obtendría como secundario -así se denominaban a los actores de reparto por aquel entonces- por la estupenda “La fuerza del cariño” y de nuevo como principal por la sensacional “Mejor… imposible”. Si tan solo tuviera que escoger una interpretación de su filmografía, sin duda sería esta, y miren que la misma está salpicada por trabajos y títulos que alcanzan la excelencia, desde los citados y “Chinatown” hasta “El resplandor”, pasando por “El cartero siempre llama dos veces”, “El honor de los Prizzi”, “A propósito de Schmidt”, o tantos otros hitos.

Como ya he destacado anteriormente, aquí resulta un héroe completamente atípico, propio de cierta literatura contracultural representativa de la época, o más bien de tan solo unos años anteriores. No deja de ser curioso o paradójico que este individuo detestable pero enormemente empático, se acabe erigiendo en valedor de las mejores esencias de la solidaridad y, a la vez, de la individualidad más recalcitrante.

Precisamente uno de los aspectos que más me seducen es la manera tan penetrante e intensa con la que pivota sobre él la sustancia, el cuerpo de tan extraordinario relato… y cómo está expuesto su “discurso”. El contagioso vigor que muestra, su reconstituyente sentido del humor, esa emotividad disparada como un géiser o ese tono vibrante que alcanza su culminación en un indescriptible, tremendo, colosal final, constituyeron en esta adicción por el cine que jamás me ha abandonado, todo un antes y después.

Las terapias de los internos que desprenden una fuerza dramática inusual e hipnotizan, la relación de amistad entre Nicholson y el jefe indio (un fabuloso Will Sampson) es de las que ponen literalmente los pelos de punta, salpicada por estallidos de complicidad que me arrastran irremisiblemente a mí identificación devoción e irremediable incondicionalidad con ambos.

Pero es que, encima, es divertidísima su relación y también la entablada con el resto de benditos “lunáticos”. Está garantizado el humor.

"El rodaje tuvo lugar en el Hospital del Estado de Oregón, en la ciudad de Salem. Algunos de los pacientes figuran como extras..."
“El rodaje tuvo lugar en el Hospital del Estado de Oregón, en la ciudad de Salem. Algunos de los pacientes figuran como extras…”

Los momentos de plenitud, de intensidad, se agolpan sin apenas conceder respiro. Ese partido de televisión prohibido e imaginariamente radiado siempre me ha generado pellizcos de emoción. Me parto con Martini “Yes”, y entiendo al jefe indio -todas sus escenas son maravillosas, la del partido de baloncesto o el final, ni digamos- en su entendible fingimiento de mudez, o me siento noqueado por el desvalimiento del hipersensible Billy, o directamente me encabrono con la jefa de enfermeras Ratched (lo hace tan sumamente bien Louise Fletcher que es inevitable odiarla sin remisión ni remordimiento alguno), representación inequívoca de la tiranía en cualquiera de sus manifestaciones.

Basada en una popular novela, tanto como la propia película, de Ken Kesey, éste había vivido experiencias parecidas en los turnos de noche trabajados en un psiquiátrico durante una etapa de su vida. Por cierto, el rodaje tuvo lugar en el Hospital del Estado de Oregón, en la ciudad de Salem. Algunos de los pacientes figuran como extras. El propio Nicholson estuvo dos semanas prácticamente viviendo allí para impregnarse de las máximas experiencias y detalles posibles para cincelar a su carismático, emblemático personaje.

No quisiera tampoco olvidarme de la producción a cargo de un joven -29 años- Michael Douglas, que había comprado los derechos tras haberla representado en las tablas su propio padre, Kirk, el cual finalmente rechazó protagonizarla, tal vez debido a la edad (de esto hace más de medio siglo… y llegó a los 103 años, fallecería en los previos de la pandemia). Ni tampoco de esa pandilla de impresionantes característicos, entre los que pueden reconocer a Danny De Vito (el mencionado Martini), el loco científico de “Regreso al futuro” Christopher Lloyd (el alucinado Max Taber), el fantasma del metro en “Ghost” Vincent Schiavelli (Fredrikson) o un vulnerable Brad Dourif (Billy Bibbit) a cuyo cargo se produce una trágica escena.

Atención a otro factor muy importante, a la banda sonora, verdaderamente extraordinaria, de Jack Nietzche… turbadora, “theraminica”, vitamínica, imponente.

Supuso el segundo trabajo en Hollywood del excelente y exilado director checo Milos Forman, cuatro años después de haber debutado con “Taking off (Juventud sin esperanza). Constituyó el primer Oscar de su carrera. Nueve años después conseguiría el segundo por otro trabajo de postín, “Amadeus”.

Destacar a título anecdótico que junto a “Sucedió una noche” y “El silencio de los corderos”, es una de las tres únicas producciones de la historia en conseguir las 5 estatuillas doradas más importantes: película, director, actor principal, actriz principal y guion adaptado.

Sin duda la locura en diversos estados y manifestaciones y asociada a instituciones mentales, adquiere aquí su máxima expresión cinematográfica, pues ninguna otra propuesta la ha retratado mejor ni la ha planteado en vertientes tan diversas. Junto a “Corredor sin retorno”, “Lilith” y “Nido de víboras”, forma el cuarteto de oro en torno a este tipo de cuestiones, encabezándolas a todas ellas… o a idéntica altura, pues porqué tener que elegir sólo una con cuatro muestras tan excelsas.

Noticias relacionadas:
es una de las comedias mejor construidas del cine español / JLV
Las protagonistas de 'Pequeñas cartas indiscretas' / JLV
Es una película formidable, sensacional, y maravillosa / JLV 
'The iron claw' supone una nueva demostración de que la ficción supera a la realidad  / JLV
El Teatro Municipal Quijano de Ciudad Real cuenta con una de las tres últimas cabinas de proyección de España que tiene maquinaria cinematográfica, marca OSSA X-2500
Cerrar