lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
25 julio 2024
ACTUALIZADO 01:31
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Blogs
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Toros
  • Pandorga 2024La Pandorga es la fiesta grande de Ciudad Real. Declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, se celebra el 31 de julio. La protagonista de la Pandorga es la Patrona de Ciudad Real, la Virgen del Prado, y es que en honor a ella se organizan todos los actos, siendo el principal la ofrenda floral. En la Pandorga se representa el agradecimiento de los agricultores a la Virgen del Prado por los frutos recibidos de la cosecha. Sigue aquí toda la actualidad sobre la Pandorga 2024 en Ciudad Real.
  • Teatro Almagro 2024El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro es un acontecimiento cultural que se celebra en Almagro, anualmente durante el mes de julio. Está considerado el mayor centro mundial de creación teatral y pensamiento de los siglos XVI y XVII en el mundo hispano, lo que se conoce por nuestros Siglos de Oro. Sigue en Lanza Digital toda la actualidad y programación de la 47ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que este año se celebra del 4 al 28 de Julio de 2024.
  • Imágenes del día
  • Vídeos
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La mejor película surfista de la historia

‘El gran miércoles’

Sin duda, es una de las cuatro obras maestras de Milius junto a sus igualmente imprescindibles “El viento y el león”, “Dillinger” y “Conan el bárbaro”

big wednesday 1200 1200 675 675 crop 000000
“Me quedo con la espectacularidad con que están filmadas sus impresionantes secuencias marinas, rodadas en buena parte en las costas australianas”
José Luis Vázquez / CIUDAD REAL
Todo un fracaso comercial y hasta crítico –llegaron a tildar a su director de reaccionario y hasta de nazi-, hoy en día convertido por bastantes en eso que cierta modernidad suele denominar como “film de culto” y que, desde luego para quien esto firma, desde su descubrimiento en mi adolescencia supuso toda una gozosa debilidad… que se renueva con cada frecuente visionado.

No me cabe especulación alguna en considerarla como la mejor película surfista de la historia, pues, aunque posteriormente se han llevado a cabo otras incursiones en la materia –“En el filo de las olas”, “Soul surfer”-, ninguna ha llegado a la grandeza y emotividad de ésta. Aunque sí me parece oportuno y de justicia destacar la estimulante producción animada “Locos por el surf” y el magnífico thriller de Kathryn Bigelow “Le llaman Bodhi” que, aunque retrata puntualmente muy bien el tema, no es específicamente una propuesta sobre este deporte y sobre esa manera de posicionarse en el mundo. También haría una excepción con el magnífico documental “Surf de olas gigantes” (“Riding giants”).

Precisamente uno de los aciertos de “Big wesneday” (o “El gran miércoles”) es mostrar la importancia del mismo en el proceso de fermentación de tres “prototípicos” jóvenes californianos de los 60 (Matt, Le Roy y Jack). Detalla con mimo y precisión esa liturgia y cabalgada -contiene ecos del mejor western- que llevan a cabo sobre las tablas, lo que acaba por erigirse en una metáfora sobre las propias existencias de los protagonistas.

Trata, además, sobre una etapa fundamental y de tránsito de cualquiera de nosotros. Del paso de esa primera juventud hacia una madurez teñida de fracasos, desencantos, con la que es fácil identificarse.

Para ello divide su historia en cuatro segmentos definidos por sendas fechas muy concretas, desde 1962 hasta 1974, un período de poco más de una década. Refleja perfectamente el fin de la inocencia, el paso del tiempo, las contrariedades…. o la amenaza de ese conflicto vietnamita que se advierte en el horizonte. Todo servido por una oportuna y evocadora voz en off.

MV5BZmUzM2E0MmItMWI1Yy00NzRlLWFhNzgtMTAzYjcwMmM4NDAwXkEyXkFqcGdeQXRzdGFzaWVr. V1 QL75 UY281 CR70500281
“Estos tres chavales remontan el oleaje mientras van soltando jirones de sus vidas”

Al final, acaba revelándose como una oda a la amistad (viril… desconozco si el término hoy en día resulta políticamente incorrecto, pero como comprenderán me la trae al pairo), a la camaradería, a los años de esplendorosa, dorada, centelleante juventud. No sé si este fue el motivo de que se le achacara a su director ese tonillo un tanto fascistoide, pero entonces tengo todavía más claro que mi punto de vista difiere completamente de quienes así la tildaron, aunque no me considere ingenuo y tenga en cuenta cómo respira (o no) ideológicamente el señor Milius. Pero yo hablo de cine, no de las inclinaciones políticas y personales de cada cual.

Bueno, lo anteriormente comentado ahí lo dejo para no irme por los cerros de Úbeda. Me quedo con lo que me quedo, con todo lo anteriormente expuesto y con la espectacularidad con que están filmadas sus impresionantes secuencias marinas, rodadas en buena parte en las costas australianas, aunque la acción transcurra en Estados Unidos. En concreto, me refiero a esas olas de más de ocho metros recogidas mediante tomas innovadoras y arriesgadas, en las que la cámara fue introducida por primera vez dentro de los tubos para ofrecernos una mayor y más espectacular autenticidad. La pura lucha del hombre contra la naturaleza bravía.

Sin duda, es una de las cuatro obras maestras de Milius junto a sus igualmente imprescindibles “El viento y el león”, “Dillinger” y “Conan el bárbaro”. Y aunque ni mucho menos sean tan redondas como las citadas, disfruto también con sus “Amanecer rojo” y “Adiós al rey”. No olvidemos que antes que director había sido excelente guionista de propuestas igualmente extraordinarias como “Las aventuras de Jeremiah Johnson” o ni más ni menos que “Apocalypse now”. Ha sido igualmente libretista y creador de la espléndida, erótica y salvajota serie “Roma”. Por cierto, aprovecho y les recomiendo el excelente documental “Milius” que sobre su obra y persona se realizó en 2013.

Aquí ejecutaría un trabajo repleto de majestuosidad y de emoción sobria, contenida. Consiguió mostrarse elegíaco, nostálgico, sin por ello renunciar a los ingredientes típicos de estas historias ambientadas en una época tan determinada con elementos tan significativos: rock primitivo, chicas bronceadas, fiestas playeras en torno a hogueras, sol a raudales, incursiones fronterizas a México…

Al igual que el coronel Kilgore remontaba el río Nung mientras sus helicópteros arrojaban napalm a la población vietnamita, estos tres chavales remontan el oleaje mientras van soltando jirones de sus vidas.

Su compositor favorito, Basil Poledouris, volvería a gestar un tema épico y vibrante que acompaña perfectamente a sus imponentes imágenes. Todo ello completado con algunos hits emblemáticos del momento.

Y, si están atentos, podrán descubrir a un jovencísimo Robert Englund, el mismísimo Freddy Krueger de la saga “Pesadilla en Elm Street”, en una de sus primeras apariciones en pantalla. Y a todo un referente para los amantes a este deporte, ni más ni menos que a Gerry Lopez.

Una verdadera gozada. De lo más oportuna para la época de estío, de canícula azotadora.

 

Ver más sobre:
Publicidad Lanza Digital
Publicidad Lanza Digital
Noticias relacionadas:
"Esta nueva puesta al día especulativa en torno a los tejemanejes del exitoso vuelo de la NASA, viene a sumarse a esa ingente literatura acerca de que ello habría sido un montaje"
"Ofrece en su mejor y más literal expresión, la cara de algunas de estas preparadísimas y magníficas cantantes durante las tres o cuatro últimas décadas"
Imagen de Manuel López Villaseñor / Lanza
La viceconsejera de Cultura y Deportes ha asistido hoy a la presentación de ´A la luz del cine´/ Lanza
Noches cine de verano en Daimiel
Ángeles González-Sinde / Carlos Díaz
Cerrar