Lanza Digital

Lo absurdo de la razón

 Razonar está muy bien y es lo que nos pide el cuerpo y la mente cuando tenemos un problema que tiene solución. Pero amigos, muchas veces, el poder de la razón lucha con lo absurdo de los acontecimientos que no tienen solución, y que tampoco merecen la pena dedicación y esfuerzo innecesario. Ahí está el asunto.

La mayoría de las veces nos sentimos mal por la lucha que nuestro pensamiento mantiene con esos acontecimientos que ya han pasado, nos han influido definitivamente y han cambiado la orientación que a partir de ahora tomamos en nuestra vida. Lo interesante de todo ello, es que debemos darnos cuenta que, a pesar de los pesares, el nuevo rumbo depende de nosotros, y cualquier tipo de resistencia no nos beneficia para nada. Nuestro estado anímico por los suelos, angustia a todas horas, sufrimiento para nada y desgaste psicológico.

Para nada, así no conseguiremos nada. El tiempo va pasando y nosotros en una actitud de sufrimiento indebido sin disfrutar del tiempo del que todavía dispones para vivir plenamente. Por lo tanto, la razón muy bien, para el pensamiento científico, pero nosotros no necesitamos hacer un análisis de la situación, sabiendo que la razón no puede con los acontecimientos que no hemos podido controlar. Ni un minuto más dedicado a eso que ahora no podemos ponerle etiquetas.

 

Pastillas para no soñar

Las consultas llenas de personas tomando pastillas para no soñar, sabiendo lo que tienen que hacer, pero no siendo capaces de hacerlo, están de luto. El tiempo se acaba, recordarás estos malos momentos cuando estés bien y la razón la utilices para otros fines. Mientras tanto, más no se puede hacer. Corremos el riesgo del trastorno psicológico y derivar este sufrimiento a la oscuridad absoluta, como un viaje sin retorno. Por lo que, para terminar, cada persona tiene un gran reto y parece que no nos damos cuenta de ello. Ese reto lo tienes delante de ti. Lucha por lo que eres y seguro lo descubres. Te sorprenderá saberlo… todo tiene un sentido.