Fracasar o no fracasar

F. Javier Soria Ciudad Real

El dolor sería un mecanismo por el que el ser humano ha evolucionado, que nos ayuda a recordar cosas importantes. Por lo que el dolor es nuestro mejor aliado. Como te dije antes, la mayoría de las personas prefieren estar y vivir en su zona de comodidad, fracasar a medias, vivir a medias, amar a medias, sentir a medias… para evitar el dolor, por no intentarlo de verdad. Cuando las cosas no se intentan hacer de verdad, y en serio, es decir, ir a por todas… siempre te quedara ese malestar, si fracasas, y tendrás la sensación de no haberlo intentado al 100%. El dolor sería un mecanismo por el que el ser humano ha evolucionado, que nos ayuda a recordar cosas importantes. Por lo que el dolor es nuestro mejor aliado. Como te dije antes, la mayoría de las personas prefieren estar y vivir en su zona de comodidad, fracasar a medias, vivir a medias, amar a medias, sentir a medias… para evitar el dolor, por no intentarlo de verdad. Cuando las cosas no se intentan hacer de verdad, y en serio, es decir, ir a por todas… siempre te quedara ese malestar, si fracasas, y tendrás la sensación de no haberlo intentado al 100%.

Si quieres más éxitos, aumenta la tasa de tus fracasos. El éxito y el fracaso forman parte de una misma realidad, dos formas de ver la vida que tienen una función, como el día y la noche, el amanecer y el atardecer, el calor y el frio… por eso, si quieres tener éxito en tu vida y que sea una realidad, necesitas abrazar y afrontar el fracaso real. El que te haya pasado algo que no calculabas entraba dentro de la posibilidad de vivir esa experiencia que todos los seres humanos tenemos en la vida y que difícilmente podemos evitar. Tú no ibas a ser la excepción, estabas equivocado.

A veces, seguro que tienes la sensación de que la gente fracasa a medias, si te fijas en la gente que nos rodea, piensas que no tienen el mismo problema que tú, que salen adelante con poco… pero déjame decirte una cosa muy importante, es mejor fracasar totalmente y no a medias, y esto no lo digo yo… porque seguro, no te vas a quedar en la mediocridad de las cosas, como todo el mundo, cuando se plantea esto. Y para entender este mensaje, piensa simplemente en una definición de éxito y de fracaso que te voy a dar… el éxito es un objetivo que has perseguido con ganas cuando lo has conseguido con todas tus capacidades intactas.

Y el fracaso, es un objetivo que has perseguido con ganas, con motivación, pero no lo has conseguido aun esforzándote, con todas tus capacidades, con toda tu fuerza… en ambos casos, estamos hablando de haberlo perseguido con todo, y eso es lo que no hace la mayoría de la gente… no fracasa, medio- fracasa, porque… lo que ha perseguido, por lo que ha luchado, no ha puesto todo lo necesario de sí mismo, para conseguirlo, me entiendes… No nos engañemos cuando muchas veces pensamos que no hemos conseguido nuestros objetivos, por parecer que hemos puesto todo de nuestra parte, y no es verdad, por eso… te sientes tan mal.

Si es verdad que has hecho todo lo posible para conseguirlo y no has llegado, eso debe dejarte muy tranquilo. El hecho de perseguir el éxito, con toda tu fe, con toda tu alma y con toda tu mente, es muy importante. Solamente, cuando fracasas de verdad, unas veces se gana y otras se aprende y este es el verdadero sentido de las cosas. Cuando un ganador fracasa, fracasa a lo grande y nunca de forma mediocre, por lo que… esos resultados te están dando mucha información, te están diciendo si eso que has hecho funciona o no funciona, pero… si ni tan siquiera eres capaz de implementar ese plan, de seguir tu estrategia fielmente, no vas a sacar ninguna conclusión de lo vivido.

En este sentido, nunca vas a aprender, te vas a estancar, pero te voy a decir algo… Cuando hayas intentando ese objetivo con todas tus fuerzas y no hayas obtenido el beneficio de llegar a la meta, te va a doler, va a ser muy desagradable, te va a desanimar completamente, pero esa sensación de malestar profundo, esa herida, a la que te vas a ir acostumbrando, te va a recordar directamente lo que has hecho mal y no te engañarás nunca más, diciéndote que has puesto todo de tu parte en ese objetivo. Si no experimentases ese dolor, seguramente, volverías a tropezar en el mismo obstáculo, sin darte cuenta y repetirías el modelo de comportamiento.

El dolor sería un mecanismo por el que el ser humano ha evolucionado, que nos ayuda a recordar cosas importantes. Por lo que el dolor es nuestro mejor aliado. Como te dije antes, la mayoría de las personas prefieren estar y vivir en su zona de comodidad, fracasar a medias, vivir a medias, amar a medias, sentir a medias… para evitar el dolor, por no intentarlo de verdad. Cuando las cosas no se intentan hacer de verdad, y en serio, es decir, ir a por todas… siempre te quedara ese malestar, si fracasas, y tendrás la sensación de no haberlo intentado al 100%.