Galán de Membrilla. Bodegas Rezuelo

Bodega Rezuelo

Bodega Rezuelo

La actual bodega Rezuelo ocupa un solar de 7.800 metros cuadrados con un lado mayor de 180 metros asomando a la carretera de La Solana y un lado de 90 metros en la calle Buenos Aires con fachada posterior a la calle san León

La trasformación de las bodegas de Castilla-La Mancha avanza de una forma significativa año a año. Y uno de los sectores que está realizando un esfuerzo especialmente importante es el de las cooperativas. En Membrilla han funcionado tradicionalmente dos cooperativas: Nuestra Señora del Espino y Nuestra Señora del Rosario

La trasformación de las bodegas de Castilla-La Mancha avanza de una forma significativa año a año. Y uno de los sectores que está realizando un esfuerzo especialmente importante es el de las cooperativas. En Membrilla han funcionado tradicionalmente dos cooperativas: Nuestra Señora del Espino y Nuestra Señora del Rosario.

La Cooperativa Nuestra Señora del Espino ocupaba un espacio en esquina con una de sus fachadas a la carretera y en la otra a una calle interior del conjunto urbano. En la entrada un gran portón daba acceso al patio que en su parte derecha tenía una pequeña construcción donde se ubicaban las oficinas y dependencias administrativas.

En la parte central del patio se situaba el control de llegada de la uva y las tolvas de blanco y tinto. Al fondo una gran nave, que es la bodega construida a mediados del siglo pasado. Espacio de planta rectangular de unos 22 metros de ancho cubierto con cerchas de hormigón que apoyaban en una gran viga central que formaba el eje de apoyo longitudinal de la nave. En la anchura de los 22 metros, 8 tinajas se distribuían uniformemente, y asomaban sus bocas en la planta superior a la que se accedía por dos puntos de entrada. Así era la bodega hasta hace una década.

 

Fusiones y cambios

La fusión de las dos cooperativas de la localidad significó la creación de un grupo de gran importancia por el número de socios y la superficie de cultivo. Con ello se creó Galán de Membrilla, Bodegas Rezuelo. A partir de ahí se ha realizado un esfuerzo singular de modernización de sus instalaciones.

Las dos plantas situadas en la localidad de Membrilla tienen unas instalaciones de almacenamiento de vinos con una capacidad aproximada de 40 millones de kilos de uva, distribuyendo dicha capacidad en depósitos de acero inoxidable isotérmicos de diversos tamaños. También posee equipos de refrigeración de mosto para la obtención de vino de primera calidad. Del mismo modo cuenta con instalaciones modernas para la molturación de las uvas, (equipo de filtración tangencial, equipos de frío) obteniendo gracias a ello los mejores resultados en calidad. Tiene zonas para el control y análisis de sus vinos con soluciones analíticas especializadas FOSS midiendo la consistencia de la uva y la maduración en el momento de la cosecha pasando por el proceso de fermentación y las especificaciones clave antes del embotellado.

Sus 1.180 socios cultivan más de 4.500 hectáreas de viñedos siendo las variedades en orden de extensión: airén, tempranillo, verdejo, macabeo, cabernet sauvignon, syrah y petit verdot, en zonas de Membrilla, Manzanares, Daimiel, La Solana, Alhambra y Arenas de San Juan. El 65% de los viñedos tienen un sistema de conducción en espaldera lo que permite un control sobre la recolección de la uva, así como el seguimiento de su maduración. En la última campaña la cooperativa ha producido más de 40 millones de litros de vino, bajo las denominaciones: D.O. La Mancha, Tierra de Castilla, varietales y mesa. Embotella con las marcas Galán de Membrilla y Rezuelo. En el año 2013 se integran en el grupo Dcop-Vinos Baco. Se integran así estas cooperativas tradicionales en un moderno sistema de distribución con una importante presencia en mercados nacionales e internacionales.

Bodega Rezuelo

Bodega Rezuelo

La actual bodega Rezuelo ocupa un solar de 7.800 metros cuadrados con un lado mayor de 180 metros asomando a la carretera de La Solana y un lado de 90 metros en la calle Buenos Aires con fachada posterior a la calle san León

 

La actual bodega Rezuelo 

La actual bodega Rezuelo ocupa un solar de 7.800 metros cuadrados con un lado mayor de 180 metros asomando a la carretera de La Solana y un lado de 90 metros en la calle Buenos Aires con fachada posterior a la calle san León. Se ha definido una nueva imagen exterior de la bodega en su fachada a la carretera con una entrada que lleva el rótulo de la bodega y acceso al punto de descarga con una gran cubierta que apoya en dos pilares inclinados extremos. En este espacio abierto una pequeña construcción de laboratorio y peso de camiones y un edificio antiguo de almacén y control.

La gran nave del frente de la antigua bodega se ha remodelado totalmente. En su exterior el nuevo revestimiento de chapa se perfora en el centro en la zona de acceso al núcleo de oficinas que, en su planta alta tiene una zona de reuniones y una sala de catas de diseño especialmente cuidado. La bodega propiamente dicha se localiza a tres metros por debajo del nivel del suelo. En la nave de más de 110 metros de largo y 22 de ancho se han ordenado una serie de depósitos de acero inoxidable de proporciones verticales de 150.000 litros cada uno de ellos. Cuatro filas con pasillos entre cada dos de ellos sirven para acceder a la base de los 99 depósitos que conforman la bodega. El cuerpo de oficinas de dos alturas crea un espacio vacío en el interior de este conjunto permitiendo la vista desde la zona de oficinas del interior de la bodega.

Esta zona de nave se cubre con cerchas metálicas a dos aguas que protegen este espacio interior de las instalaciones. Los suelos de color púrpura contrastan con las formas de los depósitos de acero inoxidable que identifican las variedades de uva de cada uno de ellos. En la zona de oficinas los colores ocres de su fachada contrastan con el rojo del suelo y de las cerchas de cubierta. Un color que se convierte en identificativo de la bodega en todos sus elementos metálicos. El cuerpo exterior de la bodega se reviste de chapa de color verde con su logo y los huecos resaltados de la zona de oficina en madera con una puerta metálica que desciende a la zona de bodega. Un proyecto el arquitecto Cesar Jimenez Almarcha.

Grupos de depósitos exteriores en este solar y en el existente entre las calles Buenos Aires y Norte con 2.200 metros cuadrados y depósitos autovaciantes y de almacenamiento de diferentes dimensiones. Un ejemplo de modernización intensa del sector cooperativo que ha consolidado una instalación renovada que cuida la calidad de sus productos.

 

Producciones y embotellado

La bodega comercializa sus productos en mercados especialmente europeos. Embotella con las marcas Galán de Membrilla airén y membrilla tempranillo que han obtenido numerosos premios en los últimos años. En su sala de catas se reproduce aquella cita de Lope de Vega en el Galán de la Membrilla: “…el rico vino/ que tienen La Membrilla y Manzanares/ estará repartida/ entre los dos mi vida… Pasaremos el día en La Membrilla/ la noche en Manzanares”.