Los medios de comunicación. Una breve reflexión sobre algunos

F. Javier Soria Ciudad Real

Los medios de comunicación de masas, tienen una influencia muy directa en la opinión pública de una sociedad, siempre ávida de satisfacerse con nuevas experiencias que puedan aislarnos de nuestros problemas cotidianos, haciéndonos no pensar demasiado en esas situaciones que nos preocupan normalmente y nos hacen ser personas excesivamente rutinarias en nuestros comportamientos.

Los medios de comunicación de masas, tienen una influencia muy directa en la opinión pública de una sociedad, siempre ávida de satisfacerse con nuevas experiencias que puedan aislarnos de nuestros problemas cotidianos, haciéndonos no pensar demasiado en esas situaciones que nos preocupan normalmente y nos hacen ser personas excesivamente rutinarias en nuestros comportamientos.

Los medios de comunicación de masas han hecho a la sociedad, evidentemente, evolucionar gradualmente demandando una información y nos hace comunicarnos. Anteriormente, en épocas pretéritas, era la radio la que acompañaba a las personas en sus quehaceres diarios. Posteriormente apareció la televisión con sus programaciones para todos los públicos. El mundo de la imagen se iba imponiendo en todos y cada uno de nosotros.

El mundo del celuloide también y aunque era mucho más antiguo que el de la radio, impactó en las personas de manera clara. La utilización de la imagen, en sustitución del diálogo, conectó bien con el público. Posteriormente, aparecieron las televisiones privadas, en competencia con la pública, siempre al servicio del poder establecido, con sus guerras de audiencias que de alguna manera, han enturbiado el buen hacer de esa libertad de la que el ser humano debería hacer gala. En este momento, la guerra mediática y el uso de internet, acaparan toda la atención de los españoles de forma constante.

El mensaje: El mensaje de los medios de comunicación de masas, es un asunto cuidado perfectamente al detalle. El detalle es la finalidad de estos medios de comunicación. Esa finalidad, se encamina fundamentalmente al mercado de venta. A producir siempre un cambio de actitud en las personas, a promover un producto y venderlo, el alienar al ser humano tanto en lo bueno como en lo malo.

El Impacto: El impacto a tener en cuenta por los profesionales es el mensaje que se crea en la gente joven. Desde su más tierna infancia.  El tema de las modas, los dibujos animados, los dibujos que provocan impactos importantes en ellos, siendo productos bastantes peligrosos y nocivos para la salud de los pequeños. Protestamos de que a los niños les compramos juguetes de orden bélico, pero que me dicen ustedes de las video-consolas que contienen productos que verdaderamente son peligrosos y agresivos para ellos.

Para el adolescente, la agresividad implícita en cierto tipo de películas y telefilmes, son enormemente destructivas para su psicología. El mundo del consumismo, la falta de ética sobre todo con el tipo de mensaje que se lleva a la pequeña pantalla, crea comportamientos de auténtica rebeldía en esa opinión adolescente, no favoreciendo a psicologías más débiles de lo normal y fundamentando en la sin razón muchos de sus comportamientos. Sobre eso no se está haciendo, absolutamente nada.

Para personas no preparadas para ciertas cosas, por  su forma de ser y demás, personas mayores, personas que se preocupan por cosas, personas con problemas psicológicos, tampoco es recomendable el uso de la televisión de forma indiscriminada ya que no tienen ese espíritu crítico lo suficientemente formado para discernir si ese tipo de programación es la más adecuada para su vida. Este es también un punto importante a tener en cuenta por ellos.

En resumen, se debería cuidar algo más el tema del mensaje en el mundo audiovisual, ya que a nivel psicológico podemos crear sin darnos cuenta un problema subyacente a una realidad social que lo que menos necesita es ese tipo de comunicación. Ni tan siquiera de esta forma tan desleal  a la propia naturaleza humana. Es importante tomar conciencia de todo ello para evitar en un futuro, comportamientos algo desdibujados y difíciles de entender por personas que les rodean e incluso de su propia familia. Debemos también tomar conciencia clara del impacto y la influencia que pueden ejercer los medios de comunicación en nuestras vidas.

Esa es la lucha que los profesionales de la psicología tenemos en cuestión y que ha veces se nos escucha pero no de una manera directa, si no de forma accidental y por algún tipo de acontecimiento que desencadene problema añadido.

Los programas de entretenimiento: Estos están de moda en este momento, y su formato es prácticamente el mismo. La prensa amarilla, la forma de darse la noticia, la venta de exclusivas, la falta de sinceridad de las personas que se dedican un poco a ese mundo, la ética profesional, la despersonalización de los acontecimientos, la reacción de los famosos… todo ello produce el morbo de verlo y analizarlo cuidadosamente. Es importante el detalle para tenerlo en cuenta de forma clara y directa. Los espacios dedicados a la catástrofe continua, el empaparse de problemas de los demás, es algo digno de tener en cuenta. Otro aspecto importante a determinar es sin duda, la violencia en los estadios de fútbol , la guerra de nacionalismos absurdos, la falta de imagen de algunos deportistas, el no dar ejemplo cuando deben darlo, el ser moderados en las declaraciones, son notas que ponen un color poco adecuado para los televidentes jóvenes de nuestro país.

Que me dicen ustedes del tema de los telediarios, cargados de información que debería ser expuesta o presentada para adultos, y sin embargo es catalogada como información para todos los públicos. Eso es importante analizarlo con tranquilidad.

Los medios de comunicación de masas se podrían utilizar para fines más adecuados y no utilizar a la opinión pública para crear una falsa realidad que no representa  a la mayoría de los ciudadanos de un país que vive en libertad.

Dependiendo de la edad evolutiva del niño podemos promover esa calidad de vida tan necesaria que se necesita para adecuar a cada persona a cada forma de demanda, y crear una libertad y un poder de elección bastante importante para saber elegir lo que verdaderamente se necesita.