Terrinches. Patrimonio cultural y natural

Terrinches

Terrinches

En el borde de la provincia de Ciudad Real y Jaén se encuentra la población de Terrinches/D. P.

Terrinches se sitúa al borde de las provincias de Ciudad Real y Jaén. flanqueado por un cordón montañoso, al sur, de Este a Oeste, identificado en las sierras de Alcaraz, Segura, Cazorla y Sierra Morena, dando paso en dirección Norte, al final de la meseta castellanomanchega. En la colección de 5 mapas históricos sobre Terrinches y su término, donados por Álvaro Cardozo al ayuntamiento y que este ha puesto en su página web, aparece, en los anteriores a 1833, perteneciendo al reino de Jaén

En el borde de la provincia de Ciudad Real y Jaén se encuentra la población de Terrinches que, en la actualidad, tiene 711 habitantes. El municipio que tenía 925 habitantes en 2010 ha ido descendiendo lentamente en número de habitantes hasta la población actual. Cercanas al municipio están las poblaciones de Albadalejo, Santa Cruz de los Cáñamos y Puebla del Príncipe.

Terrinches se sitúa al borde de las provincias de Ciudad Real y Jaén. flanqueado por un cordón montañoso, al sur, de Este a Oeste, identificado en las sierras de Alcaraz, Segura, Cazorla y Sierra Morena, dando paso en dirección Norte, al final de la meseta castellanomanchega. En la colección de 5 mapas históricos sobre Terrinches y su término, donados por Álvaro Cardozo al ayuntamiento y que este ha puesto en su página web, aparece, en los anteriores a 1833, perteneciendo al reino de Jaén.

En su término municipal hay yacimientos arqueológicos de la Edad de Bronce y una villa de época romana. El castillejo de Bonete es un yacimiento objeto de estudio durante varios años de excavaciones arqueológicas. Una población que se levanta con las repoblaciones de la Orden de Santiago y que estaba incluida en la Concordia de 1245 entre el arzobispo de Toledo y la Orden de Santiago cuya presencia se recuerda en el escudo de la población. Su carácter defensivo hace que aparezca en su escudo una torre de plata sobre campo azur.

 

El campo de Montiel

El campo de Montiel presenta un terreno ondulado y con gran presencia del monte bajo. En su límite meridional se encuentran los aledaños de Sierra Morena y en el oriental, la Sierra de Alcaraz.

La presencia humana en estas tierras ha dejado sus huellas en los numerosos yacimientos íberos que se han encontrado, sobre todo en las proximidades de los ríos. Tierra de paso, principalmente del conocido como Camino de Aníbal o Vía Augusta, durante siglos fue el mejor paso natural entre la meseta y las llanuras béticas. En la época visigoda, destaca la existencia del Obispado de Mentesa, ciudad ya fundada por los romanos, y que se encontraría no lejos de Villanueva de la Fuente. Vestigio importante de la época romana son los mosaicos romanos encontrados en lo que debió ser una casa señorial cercana a la actual Albaladejo. Durante más de seis siglos formó una unidad política dentro de los territorios administrados por la Orden de Santiago, a la que le fueron entregados por la Corona de Castilla después de su reconquista a principios del siglo XIII.

 

Castillo de Aben Yuce

El castillo de Aben Yuce, del siglo XIII, está en la zona occidental de la población, elevado sobre el conjunto urbano. La situación en la línea de defensa del campo de Montiel en otras épocas determinó el desarrollo de una arquitectura defensiva propiciada por la Orden de Santiago que construye las grandes iglesias y los torreones que sirven de control y de estructuras militares que organizan la zona. En Terrinches se conserva uno de ellos en la zona elevada de la población. Un gran volumen prismático, cerrado, con pequeños huecos como corresponde a su carácter defensivo. Gruesos muros para resistir los ataques del enemigo y un interior sugerente y atractivo desde el punto de visto arquitectónico.

Un espacio adquirido por el ayuntamiento hace años y que se inauguraba, rehabilitado, en 2011 gracias el empeño, tenacidad y buena gestión de la corporación municipal que desde la adquisición del inmueble a las diferentes fases de la rehabilitación y posterior montaje museográfico han tenido claro el objetivo a lograr con este recurso de su patrimonio histórico. Los arqueólogos, trabajadores y diseñadores han conseguido un resultado final excelente.

La cubierta del edificio nos hace entender el sentido del edificio en el territorio. Desde la elevación que supone el torreón es posible controlar el entorno circundante, tener una visión de las poblaciones próximas y organizar la defensa militar en otros momentos. Ahora, en tiempos de paz es una excelente atalaya del paisaje del territorio. El torreón de Terrinches, ahora rehabilitado, junto a la Casa rural próxima, es un elemento de atractivo turístico en esta comarca que trabaja para desarrollar sus potenciales. Un buen modelo de actuación en materia de patrimonio histórico y una seña de identidad, conservada y rehabilitada, del paisaje del Campo de Montiel.

 

Castillejo de Bonete

En el término municipal hay un yacimiento arqueológico de especial interés que se viene excavando desde hace quince años. Un recinto de unos quinientos metros cuadrados que tiene una muralla defensiva, una cueva fortificada de importantes dimensiones que se ha conservado intacta desde la prehistoria. Las excavaciones han sacado a la luz importante material arqueológico y cinco enterramientos, alguno de ellos con ajuar.

Según los estudios arqueológicos se trataba de una población con ganadería, con objetos para almacenar y trasportar leche. El enterramiento de la cueva es de la edad de Bronce. La zona se considera dentro de la llamada Vía de los Vasos de Vicarello (Camino de Aníbal) que establecería las relaciones de este asentamiento con otros situados en este camino. El yacimiento se va consolidando a medida que avanzan los trabajos y está protegido para evitar deterioros en el mismo. Ha sido declarado Bien de Interés Cultural en 2014.

Terrinches tiene declarados BIC el Centro de Interpretación de la Orden de Santiago, la ermita parroquial de Santo Domingo de Guzmán y la ermita de Luciana con un retablo renacentista especialmente interesante. Y junto a ello, las termas romanas de la Ontavia, declaradas bien de interés patrimonial por parte del municipio. La reciente inauguración del proyecto Terrileza como centro de interpretación del paisaje, fauna y flora autóctona en la ermita de san Isidro, añade otro elemento de atractivo e interés, con un montaje diseñado por Flores Design igual que la instalación del Centro de Interpretación de la orden de Santiago.

 

Patrimonio cultural y natural

El ayuntamiento de Terrinches trabaja desde hace años en la promoción de su municipio. Y para ello invierte en la promoción cultural del mismo con la recuperación de su patrimonio histórico y también en la del patrimonio natural. Y junto a ello, esfuerzos por modernizar la agricultura y formar a los jóvenes para que desarrollen su actividad laboral en el municipio.

La apuesta por el turismo en la zona se concreta en la puesta en funcionamiento de un hotel rural, un albergue juvenil y ocho cabañas en el paraje de san Isidro. El hotel rural se localiza cerca al castillo de Terrinches y contará con habitaciones para 16 personas. Se mejoran las instalaciones del albergue juvenil que tendrá una capacidad para 44 jóvenes. La adecuación de cuarenta plazas en las cabañas rurales del pasaje de san Isidro completará las posibilidades de alojamiento turístico del municipio.

Un conjunto de actuaciones que estarán completadas a lo largo del año 2019.

Caminos diversos que tratan de potenciar la actividad del municipio manteniendo viva su población y ofreciendo los importantes recursos patrimoniales y naturales que tiene Terrinches como recurso para su desarrollo económico y social.