lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
23 julio 2024
ACTUALIZADO 21:13
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Blogs
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Teatro Almagro 2024El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro es un acontecimiento cultural que se celebra en Almagro, anualmente durante el mes de julio. Está considerado el mayor centro mundial de creación teatral y pensamiento de los siglos XVI y XVII en el mundo hispano, lo que se conoce por nuestros Siglos de Oro. Sigue en Lanza Digital toda la actualidad y programación de la 47ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que este año se celebra del 4 al 28 de Julio de 2024.
  • Pandorga Ciudad Real 2024La Pandorga es la fiesta grande de Ciudad Real. Declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, se celebra el 31 de julio. La protagonista de la Pandorga es la Patrona de Ciudad Real, la Virgen del Prado, y es que en honor a ella se organizan todos los actos, siendo el principal la ofrenda floral. En la Pandorga se representa el agradecimiento de los agricultores a la Virgen del Prado por los frutos recibidos de la cosecha. Sigue aquí toda la actualidad sobre la Pandorga 2024 en Ciudad Real.
  • Imágenes del día
  • Vídeos
  • Toros
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Patch Adams

Patch Adam "supone un adecuadísimo inductor para mostrar que la risa, lo más contagiosa a ser posible, funciona perfectamente como terapia alternativa… o complementaria"
Patch Adam “supone un adecuadísimo inductor para mostrar que la risa, lo más contagiosa a ser posible, funciona perfectamente como terapia alternativa… o complementaria”
José Luis Vázquez

El de “Patch Adams” representa un cine “buenista”, idealista, utópico, de inmejorables sentimientos que parece irritar, incluso ofender a buena parte de mi gremio. De hecho, constituye este uno de los ejemplos más representativos de ese divorcio tantas veces surgido entre crítica y público.

Número uno en el box office USA, por tanto, un taquillazo en toda regla, tuvo en cambio pésimas reseñas, diría que, hasta crueles, en la época de su estreno, hace ya más de veinticinco años, en 1998. A propósito de esta reflexión primera, permítame que rescate unas líneas de una de las pocas opiniones laudatorias que obtuviera esta notabilísima producción y que me parece de lo más atinada: “Una comedia dramática agresivamente reconfortante que será achicharrada por la crítica, pero bien recibida por el público de a pie”. Pues eso.

¿Y por quién me decanto esta vez? Sin dudarlo, por esos espectadores que acudieron esperanzados a recibir unas buenas porciones de melaza y no se sintieron defraudados. Porque no siempre se tiene que ser excesivamente sutil -algo que, por otra parte, no se deja de serlo aquí- y evitar las emociones a flor de piel. Eso es justamente esta preciosa propuesta que siempre me deja una sonrisa de oreja a oreja finalizada su proyección, pese a que lo que cuenta de fondo, niños con enfermedades en muchos casos irreversibles, es ciertamente dramático, trágico.

Basada en un individuo real, el revolucionario Doctor Hunter “Patch” (Parche) Adams, parece ser que no le hizo mucha gracia al original el retrato que del mismo hizo un arrebatado(r) Robin Williams. Y, de acuerdo, seguramente ya no solo traiciona su físico, sino que puede que también una buena parte de su espíritu, pero creo que ello va en favor de un desarrollo más dinámico, legítimamente sentimentalón y solvente, más peliculero vamos, a la hora de mostrar al homenajeado y su historia.

Estoy refiriéndome a alguien que practicaría una nueva, una muy novedosa forma de ejercer la medicina. Desde el humanismo, desde considerar al paciente precisamente un ser humano y no un número, de otorgar a la risa el poder terapéutico, “sanador” o aliviador que tiene.

"Número uno en el box office USA, por tanto, un taquillazo en toda regla, tuvo en cambio pésimas reseñas, diría que, hasta crueles, en la época de su estreno, hace ya más de veinticinco años, en 1998"
“Número uno en el box office USA, por tanto, un taquillazo en toda regla, tuvo en cambio pésimas reseñas, diría que, hasta crueles, en la época de su estreno, hace ya más de veinticinco años, en 1998”

No deja de ser la recreación heterodoxa, dentro de un inmaculado y convencional envoltorio, sobre un personaje igualmente heterodoxo, alguien empeñado en acortar las distancias entre el enfermo y el sanitario, en alejarse de inútiles elitismos académicos, en sociabilizar la medicina, en evitar burocracias o alejarse de formalismos latosos.

A este individuo, como ya he venido a señalar unos párrafos antes, lo encarna de forma vitalista, exultante, payasa, divertida, entusiasta y contagiosa un estupendo, un convenientemente excesivo Robin Williams. Prácticamente casi no había en ese momento quien pudiera igualarle dentro de ese estilo. Le venía como un guante para incorporarlo a su distinguida galería de individuos de este calibre o estilo. Hablo del protagonista de las impagables “Jumanji”, “El club de los poetas muertos”, “El indomable Will Hunting” o “Good morning, Vietnam”, que contagia a su criatura toda la energía de su inspirador, indistintamente de que se pueda alejar más o menos de su verdadera, su auténtica imagen. Esto, además, lo de no ajustarse al homenajeado suele ser una constante, una letanía mil veces repetida y que no por ello redunda en resultados negativos, como es el caso.

En cualquier caso, supone un adecuadísimo inductor para mostrar que la risa, lo más contagiosa a ser posible, funciona perfectamente como terapia alternativa… o complementaria. También para demostrar la tremenda fuerza que tienen los sentimientos afectuosos, los afectos sentidos de verdad.

Para ello utiliza algo siempre tan efectivo como un contrapunto, en este caso el personificado en Bob Gunton, el decano de la Universidad de Medicina.

Y claro, para este viaje resultan necesarios instantes bellamente desaforados, fuera de horma, como esa escena de la mariposa o esos versos de un poema de Pablo Neruda. Y, principalmente, las propias reflexiones del biografiado. Y, claro, las risas felices y agradecidas de los niños. Y un romance, convenientemente alterado, con una chica encantadora y que presenta ramificaciones dolorosas.

Detrás, un director discreto que aquí logró su mejor trabajo, Tom Shadyac (7 largometrajes, su actor fetiche el cargante Jim Carrey), que se dedica a ponerse humildemente al servicio de la historia, sin pretender ir de intensito, mostrándose eficaz, de lo más profesional, con su impagable héroe.

También podrán disfrutar con la breve interpretación del malogrado y camaleónico Philip Seymour Hoffman, espléndido e inmaculado como un antiguo compañero del protagonista.

Fueron muchos los que la tildaron de azucarada, sentimentalona… Es posible ¿y qué? También es tierna, amable, comprensiva, empática, festiva, luminosa. Y habla con lenguaje prístino, entendible, asequible, de cuestiones como amor, comprensión, amistad, imaginación, creatividad, solidaridad, ilusión, honestidad, amor.

Relucientemente bonita.

Nota: Reflexiones del auténtico Patch Adams:

“Soy el loco que cree que la risa lo cura todo”

“No te empeñes en ser conocido, sino en alguien que valga la pena conocer”

“No conozco una sola enfermedad que se cure con la seriedad, con la ira o con la apatía. Lo más curativo es el amor, el humor y la creatividad”

“¿Qué hay de malo en la muerte señor? A qué le tenemos tanto miedo, por qué no tratar la muerte con cierta humanidad, dignidad y decencia y, Dios perdone, hasta con humor”

“Tú eres el autor de tu propia felicidad y te corresponde a ti decidir cada mañana temprano tener un día feliz”

“Si tratan una enfermedad, ganan o pierden; si tratan a una persona, les garantizo que siempre ganarán sin importar las consecuencias”.
José Luis Vázquez

Publicidad Lanza Digital
Publicidad Lanza Digital
Noticias relacionadas:
La viceconsejera de Cultura y Deportes ha asistido hoy a la presentación de ´A la luz del cine´/ Lanza
Noches cine de verano en Daimiel
Ángeles González-Sinde / Carlos Díaz
"Un ritmo pausado y un esteticismo de la mejor ley, cualidades que impregnan puntualmente también a 'Horizon'"
"Esta película expone en toda su crudeza una parte de la profesión, la más amarillista, llevándola hasta sus últimas consecuencias"
Dos excelentes protagonistas femeninas, Jessica Chastain y Anne Hathaway
Cerrar