Asaja Castilla-La Mancha denuncia ante el organismo de control el incumplimiento “unilateral” de los contratos del vino

Julia Yébenes Ciudad Real
Uvas blancas en una viña / Lanza

Uvas blancas en una viña / Lanza

Para Arturo Serrano, secretario técnico de la entidad, la pelota está en el tejado de los productores, a la hora de “denunciar públicamente sin tener miedo a represalias”, una posición que Asaja defiende y que, como organización “no va a pasar por alto”

Tal y como había anunciado hace pocos días en la celebración de su sectorial, la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha ha trasladado a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) su denuncias sobre el incumplimiento “unilateral” por parte de la industria de contratos de compraventa de vino, “con la amenaza de no retirar el producto”.

Ha sido esta misma mañana de viernes cuando los dirigentes de la organización agraria han informado al organismo de control de esta situación que “pone de manifiesto la posición de dominio del sector industrial y la falta de vigilancia por parte de las administraciones”, ha señalado a lanzadigital Arturo Serrano, secretario ejecutivo de la entidad.

“Hay compradores que amenazan con suspender esos acuerdos, aprovechándose de la situación de indefensión y de su posición dominante (por la amplia oferta) y así se lo hemos transmitido a la AICA”, ha explicado.

A su juicio, este proceder atenta con la propuesta europea relativa a las prácticas comerciales desleales en las relaciones entre empresas en la cadena de suministro alimentario, además de desvirtuar los acuerdos profesionales entre dos partes.

Para Serrano la pelota está en el tejado de los productores, a la hora de “denunciar públicamente sin tener miedo a represalias”, una posición que Asaja defiende y que, como organización “no va a pasar por alto”.

Con todo y sin mencionar el nombre de las empresas que podrían incumplir los convenios, Serrano ha indicado que “todavía no se ha llevado a cabo”.

La campaña que comenzará en algo más de un mes “será más corta” y se acercará a los 24 millones de hectolitros de media en Castilla-La Mancha, un volumen que sumado a las existencias del año pasado, propiciará un aforo “equilibrado”, completamente “asumible por el mercado sin tensiones en precios ni en contratos”.

El estado fenológico de la uva “es normal”, y se verá afectador por las temperaturas, “que están bajando por la noche”.

Existencias

Castilla-La Mancha cuenta con un stock en torno a los 15 millones de hectolitros, algo menos del 50% de los 31,5 millones de hectolitros totales obtenidos en la pasada recolección, unos depósitos “superiores” respeto a una campaña media (entre 22 y 24 millones de hectolitros.

Este escenario hace que la parte distribuidora haya rebajado en un 27% el precio de los graneles en los mercados, que actualmente cotizan a 185 euros el hectolitro de blaco y entre 250 y 260 el de tintos, una situación que ha lamentado.

Con la OIVE

Serrano también se ha mostrado a favor de medidas de regulación del mercado presentadas por la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) al Ministerio de Agricultura, que incluye medidas relacionadas con el cumplimiento estricto de la legislación y aplicación de controles efectivos, mejora de la información sectorial y trazabilidad de los productos, además de otras propuestas sobre existencias finales de campaña y producción que pretenden conseguir un equilibrio del mercado

“Es necesario estabilizar la producción y regularizar la elaboración de vinos”, con el objetivo de cubrir las “demandas del consumidor”.

En opinión de Serrano, el control ha de empezar por la producción, y “el que produzca más que lo saque de los circuitos del vino y lo dedique a alcohol o bioetanol”.

Superficies de viñedo 2018

La superficie total nacional de viñedo en 2018, según el OEMV,  fue de 960.758 hectáreas de viñedo, el 61% -582.737 ha- corresponden a secano (-0,5%) y el 39% restante -378.021 ha-, a regadío (+14%).

Dentro de la superficie de viñedo en regadío, el 96,5% del total utiliza el sistema de riego localizado.

Castilla-La Mancha es la comunidad con mayor superficie: 473.809 ha (-0,2%), que suponen el 49,3% de la superficie total. Le sigue Extremadura, con 86.361 ha (+6,3%) y Castilla y León, con 68.369 ha (+3%).