Casi 3.000 toneladas de producción de aceite ciudarrealeño al inicio de la campaña

Julia Yébenes Ciudad Real
La campaña oleícola comenzó el 1 de octubre / J. Jurado

La campaña oleícola comenzó el 1 de octubre / J. Jurado

Según la AICA, hasta el 30 de noviembre se contabilizaron 8.216 toneladas en salidas en la provincia, con unas existencias de 10.171 t. Las exportaciones de aceite entre enero y agosto fueron de 75,5 millones de euros, el 32,6% de los 231,5 millones registrados a nivel regional

La producción de aceite de oliva en los dos primeros meses de campaña oleícola (octubre y noviembre) en Ciudad Real se situó en las 2.866 toneladas, el 34,8% de las salidas provinciales (8.216 t) del producto registradas en ese periodo, según la estadística de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA).

De esta manera, las existencias de aceite de oliva en el inicio de temporada se situaron a 30 de noviembre en 10.171,99 toneladas, 5.000 t menos que las 15.521,11 contabilizadas dos meses antes, el 30 de septiembre, frente a las 7.258,85 t que había al inicio de la campaña 2017-2018.

A 1 de octubre, la provincia contaba, con más del doble del volumen guardado en las 78 almazaras respecto al año precedente, muy por encima también 8.210 t registradas en la misma fecha de 2016.

De la misma manera, en las entamadoras había 93,16 toneladas de existencias, casi el doble de cantidad que a inicio de campaña (50,49 t), tras 27,96 t de salidas y 54,64 t de entradas,

En el caso de las tres envasadoras de aceituna en el territorio ciudarrealeño contaban con 9,89 t de fondos, casi la mitad de las 15 t iniciales, una vez descontadas 33,35 t, tras ingresar 27,96 toneladas.

A nivel provincial, las salidas totales en los últimos doce meses -entre el mercado interior y el exterior- han sido de 39.504,40 toneladas, mientras que se han adquirido 965,22 t de aceite, más de la mitad de las 1.881,61 t compradas en la comunidad autónoma.

Exportaciones

Por su parte, las exportaciones de aceite, con datos provisionales de enero a agosto, tuvieron unos resultados de 75.5 millones de euros, según el informe publicado en noviembre de la delegación en Castilla-La Mancha del Instituto Español de Comercio Exterior.

Fue la segunda provincia exportadora en Castilla-La Mancha, con el 32,6% del total, tras Toledo, la más activa con 92 millones de euros (el 39,8% de la región).

Respecto a la evolución del número de empresas de este secgor que trabajan fuera de España, con 28 industrias y 39, 5 millones, se queda muy lejos de los ejercicios de los años naturales 2015, 2016 y 2017, cuando las ventas exteriores de aceite de oliva desde las almazaras e industrias ciudarrealeñas alcanzaron 67,1, 67,8 y 75,4 millones, respectivamente.
La participación del sector de aceite de oliva de Castilla-La Mancha sobre el total de productos exportados en la región es del 3,28%.

Según el balance del ICEX, en 2017 las exportaciones aceiteras autonómicas alcanzaron los 231,3 millones de euros, mientras que las importaciones fueron de 17,5 millones, lo que arrojó un saldo en la balanza comercial del sector de 213,8 millones.

Los países más compradores de los aceites castellano-manchegos fueron Estados Unidos, con 2,4 millones de euros entre los meses de enero y mayo de este año, Alemania, con 1,8 milloes, y Francia, que compró por valor de 1,8 millones.

Israel, Canadá, Portugal, Japón, Bélgica, Italia y Chile, por este orden, fueron los siguientes clientes que se interesaron por este producto ciudarrealeño de máxima calidad, con partidas que representaron beneficios de entre 759, 3 y 274,5 millones de euros.

A nivel nacional

Las exportaciones de aceite de oliva en octubre a nivel nacional registraron cifras récord en octubre, el primer mes de la campaña 2018/19, según se desprende de los datos del boletín de mercado de aceite de oliva del Ministerio de Agricultura.

En concreto, la comercialización total ha alcanzado 117.300 toneladas, un 8% más que la campaña anterior, con unas ventas exteriores récord para el primer mes de campaña, y un mercado interior que pierde representatividad en el conjunto de las salidas de mercado.