El convenio del Campo de Ciudad Real, a juicio el 25 de marzo en lo Social

Julia Yébenes Ciudad Real
Temporeros en el campo / Lanza

Temporeros en el campo / Lanza

La parte social considera que el SMI conforme la base de las tablas salariales de todas las categorías del convenio, mientras que los empresarios “pretenden que todos los conceptos se sumen al salario”, ha explicado Antonio Cervantes, secretario de Acción Sindical de CCOO Ciudad Real. Por otro lado, respecto al estado de la negociación colectiva, Cervantes ha informado de que en la actualidad hay 14 de un total de 21 convenios cerrados, once publicados en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y los otros tres, Metal, Comercio Textil y Transporte de Viajeros, ya firmados, con una vigencia hasta 2021 y en trámite de publicarse.

Un juzgado de lo Social de la capital celebrará el próximo 25 de marzo el juicio para establecer qué conceptos han de incluirse en las categorías salariales del convenio colectivo del Campo de la provincia de Ciudad Real, con el fin de que ajuste al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), fijado en 900 euros en 2019 y en 950 a partir de este 2020.

La parte social considera que el SMI conforme la base de las tablas salariales de todas las categorías del convenio, mientras que los empresarios “pretenden que todos los conceptos se sumen al salario”, ha explicado Antonio Cervantes, secretario de Acción Sindical de CCOO Ciudad Real.

Con la resolución judicial se culminará el conflicto colectivo iniciado por CCOO y UGT hace más de un año y que posteriormente no llegó a buen puerto en el acto de conciliación celebrado en el Servicio de Mediación de la Delegación provincial de Trabajo ni en las posteriores negociaciones. Por ello, ambas centrales plantearon a finales de año ante el juzgado una demanda conjunta para dirimir si el SMI se ha de aplicar al acuerdo colectivo como base salarial o como referencia, que afecta a unos 10.000 trabajadores.

Cervantes ha recordado que este convenio “no tiene complementos”, y en tan sólo pueden incluirse “los conceptos fijos”, es decir, los pluses que cobran todos los trabajadores, mientras que desde Asaja han defendido desde el principio que en los casos de trabajadores con  antigüedad rebasarían el SMI.

“No podemos firmar las tablas que no respetan la legalidad del SMI”, ha dicho Cervantes.

Estado de la negociación colectiva

Por otro lado, Cervantes ha informado de que en la actualidad hay 14 de un total de 21 convenios cerrados, once publicados en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y los otros tres, Metal, Comercio Textil y Transporte de Viajeros, ya firmados, con una vigencia hasta 2021 y en trámite de publicarse.

De la misma manera, ya se han constituido las mesas negociadoras de los cinco convenios cuya vigencia terminó en 2019: Comercio en General, con una reunión prevista para este mismo viernes 28 de febrero, Vinícolas y Aceites, cuyas mesas hablarán el 2 de marzo, Tintorerías, con la negociación prevista para el día 3, y Pompas Fúnebres, donde las partes hablarán el 18 de marzo.

Además, están a la espera de prorrogar el acuerdo de Oficinas y Despachos al de Granada, como vienen haciendo desde 2015, y el de Aguas sigue pendiente (el último que se firmó fue en 2012), aunque las condiciones de sus trabajadores están reguladas en convenios de empresa.

La subida media negociada para este 2020 es del 2%, y los catorce convenios negociados representan a 57.000 de los 77.0000 trabajadores acogidos a acuerdos sectoriales en la provincia de Ciudad Real.

Cervantes ha confiado en que los cinco que están a punto de iniciar su negociación “se aligeren”, con el fin de que a finales de año “no se junten con los que haya que renovar”.

Por otro lado, el BOP ha publicado este mismo jueves las tablas salariales de la Construcción para este año, con una subida del 2,25%, mientras que las de Hostelería se publicaron el día 25, con un alza en los salarios del 1,50%.