El precio medio de la hectárea agrícola vale en Castilla-La Mancha 6.521 euros

Julia Yébenes Ciudad Real
Imagen de una extensión de tierra agrícola en la provincia de Ciudad Real / Clara Manzano

Imagen de una extensión de tierra agrícola en la provincia de Ciudad Real / Clara Manzano

El valor de la superficie de viñedo de secano bajó un 11,2%, según datos del Ministerio de Agricultura, y el de la aceituna de almazara se incrementó un 9,5%

El 37,7% -2.997.858 hectáreas- de la superficie geográfica de Castilla-La Mancha -7.946.100 h- corresponde a tierras forestales, y el resto -4.948.242 ha- son tierras de cultivo, según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos Cultivos (Esyrce) 2018, publicada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

De esa extensión, Ciudad Real cuenta con 1.981.321 hectáreras territoriales, 970.731 ha de ellas dedicadas a cultivos: 579.129 de tierras de labor -entre 307.216 ha de herbáceos y 271.913 de barbechos-, 390.315 ha de leñosos, 46 ha de cultivos de invernadero y 1.240 ha de huertos familiares.

Otras 245.022 ha son prados y pastizales permanentes, 545.449 ha de superficie forestal arbolada y 220.120 ha de otro tipo.

Pero, ¿cuánto cuesta una hectárea de tierra agrícola?

Según la última encuesta de precios de la tierra, difundida por el Mapama, correspondiente a 2017 (son los últimos datos publicados), las cotizaciones aumentaron 200 euros por hectárea, hasta los 10.082 euros de media la hectárea, con lo que se arrastran varios alzas consecutivos tras retrocesos registrados en 2012 y 2013.

Así, el precio medio de la tierra para uso agrario se elevó dos puntos porcentuales por la apreciación de los cultivos en un 2,4% más, siendo los cultivos herbáceos (0,9 % más) y el olivar (0,7 % más) los más favorecidos por el repunte.

En el caso del valor de los cultivos de secano, con 9.267 euros la hectárea, se incrementó en 246 euros y un 2,7 %, entre los que resaltaron tanto la de uva para mesa y pasas, con un 11,5% más, como la de aceituna de mesa y la de aceituna de almazara, con alzas del 10,5% y 4 %), respectivamente.

Los cultivos de regadío experimentaron un ascenso del 2,0 %, 559 euros/ha más, hasta los 28.444 euros la hectárea, aunque esta superficie supone el solo 12,48 % de la superficie agrícola útil.

Hay diferencias entre el valor de ls fincas de regadío con las de secano / Elena Rosa

Hay diferencias entre el valor de ls fincas de regadío con las de secano / Elena Rosa

Un 1,5% más

Castilla-La Mancha se movió en esta tendencia, con 94 euros más la hectárea y un 1,5 % de subida hasta alcanzar 6.521 euros.

En el caso de los cultivos herbáceos de secano más barbecho, Castilla La Mancha (24,9%) fue una de las cuatro comunidades con mayor peso en este tipo cultivo, junto a Castilla y León (31,5%), Andalucía (12,7%) y Aragón (12,1 %).

El aumento de los precios en este apartado en la región fue del 2,9 % hasta cerrar con 5.328 euros de media cada hectárea.

La comunidad castellano-manchega también fue una de las cinco con más importancia en herbáceos de regadío, con un 13%, aunque muy por debajo del 29% de Castilla y León o el 20,7% de Aragón.

En esta tipología, hay un comportamiento desigual entre regiones, con bajadas en los precios de superficies catalanas y aragonesas, frente a la mayor subida de España que fue la de Castilla la Mancha, con un 7,5 % positivo hasta los 15.111 euros la hectárea, tras sumar más de 1.000 euros respecto al año precedente.

Uva de vinificación

Respecto a la uva de vinificación de secano, la tendencia fue al contrario, y siendo la comunidad con más importancia de España, con el 47,8% del total nacional, bajó el precio de cada hectárea un 11,2% y se quedó en los 8.854 euros, tras descender en 1.122 la hectárea.

La aceituna de almazara de secano subió en 862 euros (un 9,5% más) y se pagó la hectárea a 9.912 en Castilla La Mancha, que copó el 17,3 % de este tipo de cultivo.

La misma tendencia registró el valor de la tierra de aprovechamientos (prados y praderas permanentes y otras superficies de pastos) en la región con un 8,4% del total y uan bajada del 10,8%, tras perder 327 euros y quedarse en los 2.626 por hectárea.