La cooperativa manchega BioAzafrán busca socios inversores

Julia Yébenes Ciudad Real

Cerca de medio centenar de productores manchegos se unen en una cooperativa para cultivar azafrán ecológico y de calidad

BioAzafrán es el nombre de la primera cooperativa de Castilla-La Mancha para la producción de azafrán de calidad, fruto de la apuesta de 45 agricultores de varias provincias de la región por el cultivo en ecológico de esta especia y obtener, así, más valor añadido en su comercialización.

La entidad, con una inversión inicial de 60.000 euros, ha sido impulsada por un grupo de productores de la localidad toledana de Villafranca de los Caballeros, donde este cultivo tiene gran arraigo, con el objetivo de obtener un azafrán diferenciado que sea reconocido en los mercados internacionales.

Tras su constitución y reciente presentación pública el pasado 7 de septiembre en un acto que participó el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, y el conocido restaurador toledano Adolfo, la cooperativa sigue con el laboreo y riego de las primeras dos hectáreas (la mayor plantación de España), en las que sus miembros han soterrado conjuntamente 12.000 kilos de bulbos. Ahora el siguiente paso es buscar inversores.

El presidente de la cooperativa, Anastasio Yébenes, explica a El Campo que el medio centenar de socios de Villafranca de los Caballeros, Camuñas, Madridejos, La Herrera (Albacete) y Albacete capital, que han adquirido acciones en dinero (300 euros) o en bulbos (60 kilos), “son los que tendrán el control de la cooperativa”.

De la misma manera, según recogen los estatutos, en los próximos días abrirán la convocatoria para la incorporación de inversores bajo la forma de socio colaborador, a un coste de 100 euros cada acción.

“Los interesados en este proyecto tan atractivo e interesante y del que se esperan importantes beneficios, recuerda Yébenes, pueden dirigirse a bioazafran@gmail.com”.

El primer ingreso bajo esta figura ha sido el de Adolfo, el hostelero al que han nombrado socio honorífico, y que será uno de sus principales clientes de azafrán envasado bajo la DO Azafrán de La Mancha.

DO Azafrán La Mancha

En concreto, su producción será comercializadoa por la envasadora certificada por la Denominación de Origen Protegida Azafrán de La Mancha de la Cooperativa Cristo de Santa Ana, que también aglutina a productores de aceite, vino y cereal.

Este conocido restaurador “nos está apoyando”, y para las jornadas azafraneras de la localidad villafranquera traerá a una cuarentena de cocineros.

El proyecto

“La idea surgió, recuerda Yébenes, hace un año cuando el grupo de productores decidimos aprovechar nuestra experiencia de años, el potencial del azafrán en este territorio y la rentabilidad del cultivo”. Tras varias reuniones, constituyeron BioAzafrán, actualmente con cuatro hectáreas arrendadas, de las que han plantado dos y con la previsión de llegar a “seis o siete”.

La entidad recogerá en poco más de un mes la primera producción de azafrán ecológico y con DO, en cuya campaña, según su presidente, podrían emplear para la corta de la flor y el pelado a una veintena de personas, un empleo que aumentará hasta cerca del centenar de personas en próximas temporadas “cuando se dé la máxima producción”.

“El azafranal, explica, produce poco el primer año de plantado, pero en el segundo se multiplica y se mantiene durante cuatro años, para posteriormente sacar el bulbo, y volverlo a plantar”

De esta forma, la cooperativa conseguirá un producto protegido “de máxima calidad y prácticamente exclusivo”, que estará diferenciado por sus cualidades del volumen de azafrán que se comercializa como envasado en España.