La Fundación Savia pide al Parlamento Europeo que frene con sus políticas la destrucción ambiental

Julia Yébenes Ciudad Real
Defienden un modelo económico sostenible, y eficiente  / Clara Manzano

Defienden un modelo económico sostenible, y eficiente / Clara Manzano

La entidad solicita en un manifiesto al nuevo gobierno salido de las Elecciones Europeas que priorice en sus políticas la lucha contra el cambio climático

La Fundación Savia, protectora de los valores en el entorno rural e impulsora de la figura del Defensor de las Generaciones Futuras, ha hecho público un manifiesto en el que solicita a los nuevos dirigentes del Parlamento Europeo que priorice en sus políticas la lucha contra el cambio climático en el mandato que se abre tras las elecciones europeas.

En el documento instan a la Unión Europea a que sea “el modelo ejemplar que el mundo necesita como referente político, social y económico”, dentro del impulso conjunto de los estados soberanos “por un progreso igualitario, inclusivo, tolerante, respetuoso, sostenible, humanista, y equitativo”.

“Lo primordial”, destaca el escrito “es anticiparse y evitar los desastres”, porque “lo que caracteriza al progreso humano colectivo y global es la revolución cognitiva que permite reaccionar colectivamente a cambios en el ambiente”.

Con el manifiesto “buscamos evidenciar que se hable en primera instancia de un modelo económico sostenible, eficiente y que optimice las sinergias”, destaca el secretario general de la Fundación, Antonio Aguilera, y a partir de ahí que “se incorpore a la agenda política del Parlamento Europeo”.

Así, manifiestan su preocupación y solicitan a las instituciones europeas activar medidas y estrategias que mitiguen los efectos del cambio climático, no solo con un enfoque “naturalista o medioambientalista”, sino como “factor de calidad de vida para las personas”.

El despoblamiento, según Aguilera, está interrelacionado con las características físicas del territorio, y la crisis climática es uno de los factores causantes y agravantes de las consecuencias de dicho fenómeno como es el movimiento migratorio.

Las poblaciones empobrecidas que viajan desde África u Oriente Próximo porque “no tienen para comer” son víctimas, de alguna manera, del deterioro climático y del suelo, entre otros impactos negativos.

En España, también es necesario, a su juicio, impulsar una estrategia nacional y autonómica –tras las diferentes citas electorales- que lleve a la articulación de políticas que estén vertebradas por el reto demográfico, “una cuestión fundamental”.

Poca presencia en las elecciones

El manifiesto, explica Aguilera, fue presentado en el IX Encuentro por Un Desarrollo Rural Digno y Sostenible celebrado recientemente, y surgió a raíz de la convocatoria de las elecciones europeas y comprobar la escasa presencia de la lucha contra la crisis climática en la campaña.

“Hemos hecho un repaso de los programas electorales y de la campaña y apenas se ha hablado de la situación de emergencia climática”, a pesar de las voces de alerta de los colectivos activistas o del informe de la ONU sobre las Perspectivas del Medio Ambiente, presentado en marzo, que advierte de la destrucción del medio ambiente y de fenómenos como el aumento de muertes por contaminación, la desaparición de la capa de hielo del Ártico, o la alta tasa de extinción de especies.

Pero estos llamamientos expresos a promover actuaciones nacionales e internacionales no son suficientes para la reacción de los gobiernos, incluso España, según denuncia Aguilera, ha dejado pasar la oportunidad de ser líder en energías verdes, que están aprovechando otros estados con ‘menos cualidades’ como Países Bajos, Dinamarca, Alemania o Francia.

Por todo ello, la Fundación Savia apuesta por una ‘Europa por el clima’ y por una comunidad “cohesionada, integradora, y participativa”. “La desunión nos debilita”, afirman e instan a cumplir con “nuestra responsabilidad” como es “seguir consolidando el mejor proyecto global del siglo XXI desde la ciudadanía a las instituciones”.