La marca Magno Pistachio para el pistacho de Castilla-La Mancha, cada vez más cerca

Julia Yébenes Ciudad Real
Los pistachos de Castilla-La Mancha son de gran calidad / Lanza

Los pistachos de Castilla-La Mancha son de gran calidad / Lanza

El marchamo ya ha sido registrado en la Unión Europea y en pocos meses los operadores del sector en Castilla-La Mancha podrán operar con este sello de calidad

La Marca de Calidad diferenciada Magno Pistachio ya ha sido registrada a nivel europeo y en pocos meses los operadores del sector empezarán a operar bajo su sello.

El presidente de la Asociación para la Promoción del Pistacho de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Zamorano, explica que el distintivo, “que nos permitirá diferenciar la calidad del producto extraordinario de nuestra región del de otros países”, ya fue inscrito en la Consejería de Agricultura y posteriormente autorizado en la Unión Europea.

Rentable y en continua extensión en Castilla-La Mancha, el pistacho que se cultiva en este territorio, la mayoría en ecológico, acapara mayores cualidades organolépticas que el iraní o el californiano, debido a las óptimas condiciones edafoclimáticas de la zona.

Zamorano, que habla en nombre de las cuatro empresas procesadoras y distribuidoras que comercializan el 80% de la producción en la comunidad, explica que la última campaña “no ha sido buena”, pues “hubo problemas con la polinización por exceso de humedad y un verano no muy caluroso”.

Así, los datos que maneja, aún “sin contrastar”, apuntan a no más de 1.000 toneladas a nivel nacional, con alrededor del 80% procedente de Castilla la Mancha.

El cultivo en ecológico es otra de las bazas del pistacho castellano-manchego, sobre todo por “la importante diferencia de precios con el convencional y a la mayor demanda de productos saludables”, opina el dirigente de Pistachos del Sol, empresa que comercializa un 40% de este fruto seco procedente de agricultura ecológica.

Precisamente, las cotizaciones del pistacho convencional “siguen siendo altas” para el agricultor, con una media de 7 euros el kilo, mientras que el ecológico alcanza los 10 euros el kilo, “lo que hace que la producción sea sin duda el cultivo más rentable en Castilla la Mancha y otras regiones donde es viable su plantación”.

En cuanto a las ventas exteriores, buena parte (80%) del pistacho castellano-manchego sin fitosanitarios llega a países de la Unión Europea, y el convencional se está comercializando en España, así como un pequeño porcentaje al resto de países de la Comunidad Europea. “En estos momentos todavía es muy baja la producción en España”, indica, a la vez que apunta al “evidente gran crecimiento que se va a producir a lo largo de esta década”.

Ante estas expectativas, el cultivo y producción de pistachos en Castilla la Mancha “es una gran oportunidad, especialmente para los jóvenes”, ante “la buena rentabilidad a medio y largo plazo por el incremento de la demanda de frutos secos a nivel mundial”.

A su juicio “es un cultivo muy longevo, que los productores podrán explotar durante toda su vida”, en el que los más jóvenes se pueden inicar al contar “con ayudas para la incorporación al sector”.

Las razones no son pocas: “La producción de pistachos les permite mantenerse en sus poblaciones de origen, evitando la despoblación rural con un proyecto estable, rentable y muy necesario como es la producción de alimentos saludables”.

Así, “yo les animo a informarse, a contactar con el sector y a dar el paso a aquellos que puedan estar planteándoselo”.

En Castilla-La Mancha, el cultivo está significando una auténtica revolución, y ya cuenta ya con cerca de 22.000 hectáreas, la mayoría en la provincia de Ciudad Real.

De hecho en esta legislatura se ha triplicado la superficie regional de este leñoso, copando el 80% de la extensión española.

Transferencia del conocimiento

Respecto al desarrollo de proyectos de transferencia del conocimiento y la tecnología para la producción sostenible de pistacho de calidad en España, Zamorano explica que “se está haciendo un gran esfuerzo, fundamentalmente por el Centro Agrario de El Chaparrillo”.

Recuerda que en este centro, ofrece formación para el inicio en el cultivo y cursos técnicos más avanzados para quienes ya tienen plantaciones.