Aurelia Sánchez celebra el incremento del 8% para servicios sociales en los presupuestos regionales

Lanza Toledo
Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha / Europa Press

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha / Europa Press

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, celebra la subida presupuestaria en servicios sociales, un incremento del 8%, pese a que las cuentas serán "similares" a 2018 y reclama al Estado cubrir el 50% del gasto en dependencia y pagar una deuda que ya supera los 400 millones

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, celebró el incremento en un 8% en los presupuestos de Castilla-La Mancha del próximo ejercicio. Así lo anunció Emiliano García-Page, presidente regional, pese a que esta subida tendrá una cifra “similar” a las cuentas en vigor aprobadas en el pasado año 2018.

La consejera manifestó en una entrevista con Radio Castilla-La Mancha recogida por Europa Press todo lo anterior, donde explicó que el hecho de subir estas partidas pese a que las cuentas no serán expansivas “es una apuesta del Gobierno por el bienestar”, ya que repercutirán a la baja en otras partidas.

“Sin mucho incremento presupuestario, se va a volcar el dinero a lo que necesita la ciudadanía”, desarrolló Sánchez celebrando la “valiente apuesta” de Emiliano García-Page por los servicios sociales.

400 millones de deuda en dependencia

Por otro lado, la deuda que el Estado mantiene con Castilla-La Mancha en materia de dependencia ya supera los 400 millones de euros. A causa de ello, reclama al Gobierno nacional que su aportación llegue al 50% establecido con las comunidades autónomas, insistiendo en que tiene que pagar los “atrasos acumulados” desde gobiernos del PP.

Tras “remontar el bajón” en esta área en Castilla-La Mancha, Sánchez incide en que “se están salvando los muebles” en la materia pero “siempre mirando al Gobierno de España”, de quien depende poder cubrir todas las prestaciones. Por último, aseveró que “hay que apostar por los cuidados, y creo que en Castilla-La Mancha se está haciendo”.