Aurelia Sánchez conoce la excelencia de los perros guía de la Once

Lanza Madrid
La consejera de Bienestar Social fue guiada, con antifaz, por un perro

La consejera de Bienestar Social fue guiada, con antifaz, por un perro

21 perros guía caminan junto a distintas personas ciegas en Castilla-La Mancha

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha conocido de cerca las bondades de los perros guía de la Once y el trabajo que se lleva a cabo con estos animales para que aporten plena seguridad y autonomía a las personas ciegas.

Durante su visita a las instalaciones de la Fundación Once del Perro Guía, la consejera recorrió la zona de perreras y la clínica veterinaria, además de asistir a una exhibición en la que los perros demostraron cómo son capaces de salvar obstáculos, subir y bajar escaleras o buscar un cruce de peatones. Además, Sánchez se puso un antifaz y vivió en primera persona la sensación de ser guiada a ciegas por uno de estos perros.

La vicepresidenta de la Once, Patricia Sanz, y la directora de la Fundación Once del Perro Guía, Matilde Gómez Casas, explicaron a la consejera las distintas etapas por las que atraviesa un perro hasta convertirse en guía de una persona ciega (crianza, socialización, adiestramiento y vida diaria). En la actualidad, 21 perros guía de la Once caminan junto a la sociedad por las ciudades y pueblos de Castilla-La Mancha.

La visita se realizó en el marco de la actual tramitación administrativa en Castilla-La Mancha de la Ley de Acceso al Entorno de Personas con Discapacidad Acompañadas de Perros de Asistencia, que próximamente se remitirá a las Cortes regionales para su aprobación, y donde la Once ha tenido una participación muy activa.

Saludó a perros que posibilitan la autonomía a personas invidentes

Saludó a perros que posibilitan la autonomía a personas invidentes

La consejera de Bienestar Social estuvo acompañada por la vicepresidenta I de la Cortes Regionales, María Díaz; el presidente de la Comisión no Legislativa sobre Discapacidad, Emilio Sáez; y el diputado regional, José Luis Escudero, junto a otras autoridades políticas y de la Once de Castilla-La Mancha.

En sus casi 30 años de historia, la Fundación Once del Perro Guía ha facilitado más de 3.000 perros a las personas ciegas o con discapacidad visual para mejorar su autonomía, desplazamientos y seguridad, convirtiendo a estos animales en un vecino más al lado de los ciudadanos de la comunidad.

Las razas más utilizadas son labrador retriever, golden retriever, pastor alemán y flat coated retriever. Cabe destacar que las leyes reconocen el derecho de los usuarios a deambular y permanecer, acompañado de su perro guía, en transportes y lugares públicos o de uso público. En Castilla-La Mancha la legislación vigente es la siguiente: https://perrosguia.once.es/es/legislacion/leyes-autonomicas/castilla-la-mancha

Historia

La ONCE tiene como una de sus máximas la integración de las personas ciegas en la sociedad. El empleo, las relaciones sociales y culturales y la autonomía personal son los pilares sobre los que se apoya esa integración.

En un entorno cada vez más complejo, la necesidad de moverse con independencia y seguridad obliga a las personas ciegas a apostar cada vez más por una solución ágil y fiable: el perro guía. Atesora un esmerado adiestramiento que le convierte en el mejor instrumento de movilidad de una persona ciega y le otorga la misión de convertirse en los ojos de quien no puede ver.

Por ello, la Once creó la Fundación Once del Perro Guía (FOPG) el 24 de septiembre de 1989, adoptando el modelo de las escuelas de perros guía europeas y norteamericanas. Ubicadas en Boadilla del Monte (Madrid), sus actuales instalaciones cuentan con 110.000 metros cuadrados que dan cabida a todos los servicios: crianza, alojamiento y cuidado de cachorros, entrenamiento e instrucción de perros, clínica veterinaria, albergue para perros jubilados y residencia para la formación de los usuarios de perro guía.

Actualmente, siete perros guía orientan a personas en la provincia de Ciudad Real, ocho en la de Albacete, cuatro en la de Cuenca, uno en la de Albacete y otro en la de Guadalajara.