Bruselas permite a 9 comunidades, entre ellas Castilla-La Mancha, usar 1.200 millones de Cohesión para aliviar el impacto de la pandemia

Lanza Bruselas/Toledo
Bandera de la UE frente a la sede de la Comisión Europea

Bandera de la UE frente a la sede de la Comisión Europea

También podrán utilizar estos fondos europeos para poner en marcha medidas de estímulo económico o reorientarlos hacia el desarrollo tecnológico en educación y formación profesional.

La Comisión Europea ha aprobado este miércoles los cambios introducidos en los programas operativos de la Política de Cohesión de Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, que podrán destinar así unos 1.200 millones en conjunto a medidas para aliviar el impacto de la pandemia de coronavirus.

Bruselas ya dio ‘luz verde’ a las modificaciones de los programas de Cohesión planteadas por Asturias, País Vasco, Cataluña y Navarra y está estudiando todavía las de Aragón, Murcia, Ceuta y Melilla, así como el Programa Plurirregional de España.

De esta forma, las comunidades autónomas han obtenido el permiso del Ejecutivo comunitario para reasignar fondos de la Política de Cohesión a gastos que no previstos en el programa inicial. En particular, podrán reforzar sus sistemas sanitarios adquiriendo camas hospitalarias o comprando material farmacéutico y de laboratorio y equipos de protección personal.

También podrán utilizar estos fondos europeos para poner en marcha medidas de estímulo económico o reorientarlos hacia el desarrollo tecnológico en educación y formación profesional.

Bruselas aprobó al comienzo de la pandemia normas para dar una flexibilidad excepcional a la gestión de los fondos de cohesión con el objetivo de que las regiones europeas pudieran utilizarlos para responder a las consecuencias de la pandemia. Las regiones, además, se benefician en este contexto de un aumento temporal de hasta el 100% en la confianciación de la UE.

«Me alegra comprobar que España está aprovechando las medidas de flexibilidad de la Política de Cohesión de la UE para apoyar a la ciudadanía, las empresas y el sector sanitario en su lucha diaria contra el virus», ha expresado la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira.