Casi el 80 por ciento de los jóvenes castellano-manchegos, dispuestos a marcharse fuera para trabajar

Lanza Madrid
La actual crisis ha incrementado la preocupación de los jóvenes ante su futuro laboral

La actual crisis ha incrementado la preocupación de los jóvenes ante su futuro laboral

Según el VII Informe Young Business Talents

Como consecuencia de las actuales circunstancias, la movilidad internacional va ganando peso entre los más jóvenes. El 79,6 por ciento de los jóvenes castellano-manchegos manifiesta que estaría dispuesto a marcharse fuera de España con el objetivo de trabajar, según se desprende del VII Informe Young Business Talents sobre las actitudes y tendencias de los jóvenes preuniversitarios españoles, llevado a cabo por Abanca, Esic, Herbalife Nutrition y Praxis MMT.

Aunque la mayoría de los castellano-manchegos muestra gran disposición por cambiar de país, son de los españoles que menos les atrae esta opción, después de los jóvenes de Melilla (74,2 por ciento), Islas Baleares (78,6 por ciento) y Aragón (79,5 por ciento). Estados Unidos (33,7 por ciento), Alemania (16,8 por ciento) y Reino Unido (13,2 por ciento) son los destinos favoritos de los castellano-manchegos para marcharse fuera de nuestras fronteras. A nivel nacional, el 82 por ciento de los jóvenes españoles exponeo que estaría dispuesto a cambiarse de país para trabajar. Esto supone una tendencia al alza respecto al año pasado, cuando el 73,2 por ciento de los estudiantes mostraban sus ganas de cambiar de país.

“El último año ha despertado las inseguridades y miedos de los más jóvenes. La crisis sanitaria por el coronavirus ha disparado la preocupación que muestran por su futuro laboral. Si bien en años anteriores se veía un aumento en la esperanza por su situación laboral, este último año ha dado un cambio radical y la consecuencia es un aumento del pesimismo entre los más jóvenes, que tienen dudas sobre si podrán encontrar un empleo fácilmente cuando terminen sus estudios debido a la situación que estamos viviendo”, afirma Mario Martínez, director del Informe Young Business Talents.

Según los resultados extraídos, los jóvenes castellano-manchegos se encuentran preocupados por el futuro del empleo, ya que el 40,9 por ciento considera que la situación laboral juvenil será peor o mucho peor en los próximos cinco años. Y es que durante el último año ha aumentado el número de estudiantes que considera que la situación será peor. A nivel nacional, el 43,3 por ciento de los jóvenes se siente pesimista y cree que la situación laboral será peor en un futuro, dato que contrasta con los resultados del año anterior, donde solo el 34 por ciento de los jóvenes se sentían preocupados.

Los factores que los castellano-manchegos consideran más importantes para encontrar empleo son el interés y las ganas de trabajar (43,6 por ciento), la experiencia (42,3 por ciento) y tener un buen nivel de idiomas (41,6 por ciento). En cuanto a las condiciones que más valoran a la hora de entrar a trabajar en alguna empresa, las principales son: la estabilidad (32,3 por ciento) y que traten bien a los empleados, así como tener un salario un poco más alto (ambas opciones 29 por ciento).

Mejor preparados que sus padres y vocación emprendedora

Preguntados por su preparación respecto a la de sus progenitores, el 78,4 por ciento de los castellano-manchegos cree estar mejor formados que sus padres, resultado ligeramente por encima de la opinión de la media nacional (76,5 por ciento). La mayoría de los jóvenes de Castilla-La Mancha (50,2 por ciento) tiene claro que cuando terminen sus estudios actuales, quieren estudiar una carrera universitaria. El tipo de carrera universitaria que más interés les despierta son las relacionadas con economía y finanzas (20,2 por ciento) y abogacía y derecho (19,9 por ciento).

A pesar de la pandemia, el 47,3 por ciento de los jóvenes de Castilla-La Mancha que tenía pensado emprender en un futuro manifiesta que la situación actual no les ha hecho retrasar la idea de emprendimiento, y además, un 9,6 por ciento afirma que va a apostar por emprender como una forma para garantizarse un empleo. En general, en Castilla-La Mancha los jóvenes tienen espíritu emprendedor ya que al 25,9 por ciento les gustaría montar su propia empresa, frente a ser funcionarios (23 por ciento) o trabajar para una compañía (17,4 por ciento). A nivel nacional los resultados muestran la misma tendencia ya que el 27 por ciento de los estudiantes españoles quiere emprender, por encima de ser funcionarios (19,9 por ciento) o asalariados en una compañía (13,8 por ciento), habiendo subido el interés por emprender con respecto al año pasado (26,8 por ciento).

Aunque la tendencia por el emprendimiento ha crecido en toda España en los últimos años, el 94,9 por ciento de los jóvenes de Castilla-La Mancha considera que es muy difícil alcanzar el éxito en las empresas que se están creando en la actualidad. Entre los motivos por los que se lanzarían a montar su propia compañía destacan: ser su propio jefe y más libre (41,6 por ciento) y poder enfocarse al cien por cien en lo que les gusta (38,5 por ciento).